Hoy, siento la mochila más que nunca. Hace 41°C de sensación térmica y recién llegamos a Qom, una de las ciudades más...