Llegó mi cumpleaños número 26 y estoy en Japón. Quizás ya debería estar acostumbrada, pero siempre uno se siente raro...