Tomo un trago de té, miro el reloj que cuelga de la blanca pared del sector común de Cakra Homestay y veo que ya es la...