Querida Flor, Llegó el día. Mañana estarás subiendo a un avión sin rumbo. Bueno, sí, tiene un destino, pero Sídney es...