Qué hacer y ver en Bali: el Sur y más allá

Última actualización: 02/12/23

“Mañana salimos para Bali, tres noches supongo que serán suficientes, de ahí volamos a Java”, escuchamos al pasar en una playa de Filipinas.

Tres noches, pobre Bali. Está bajo la constante presión de complacer a todos los visitantes, pero si no le dan tiempo, no siempre puede cumplir. Es como cuando te toman un examen y estudiaste mucho, pero justo te hacen esas preguntas a las cuales no les encontrás respuesta, y rogás para que te dejen demostrarles todo lo que sabés. Con Bali pasa lo mismo: quienes pasen algunas noches en Kuta solamente creyendo que es lo único que hay para ver, tienen pocas chances de tener una experiencia positiva. Bali es mucho más grande de lo que la mayoría cree, y tiene suficientes atractivos para mantenerte ocupado por varias semanas.

Nosotros pasamos 20 noches en esta isla, y aun así nos quedó mucho por ver. Este fue nuestro itinerario:

Click para agrandar

Click para agrandar

Kuta

No podemos empezar a hablar de qué hacer y ver en Bali si no empezamos por la sobre valorada, ultra visitada y mega fotografiada Kuta. Ya sea por la cercanía con el aeropuerto, por la agitada vida nocturna, por la variada oferta de alojamiento, por los magic mushrooms o por las clases de surf en la playa, todos los viajeros que vienen a Bali pasan al menos una noche en este lugar.

Kuta podrá no ser el lugar preferido de todos, pero lo que es seguro es que no deja indiferente a nadie. “Kuta es fea, no vale la pena perder el tiempo ahí”,  leímos en distintos blogs y foros. Fuimos esperando ver la peor cara de Bali… y nos sorprendió. A pesar de recibir la visita de miles de extranjeros que cada mes, la cultura balinesa sigue presente en cada rincón, sólo que a veces queda tapada por los carteles de “DJ Bobo Today” o “Magic Massagge” y hay que mirar un poco más allá para encontrarla.

Al llegar a Kuta sentimos que habíamos vuelto a Australia. Los clásicos bacon and egg están en todos los restaurantes, las pantallas gigantes muestran partidos de Footy (fútbol australiano) y los Aussies se pasean por Jl Legian, la calle principal de Kuta, con su botella de cerveza Bintang en la mano… las 24 horas. Cuando miramos el monumento que conmemora a las víctimas del atentado a Kuta en el 2002, vemos que Australia fue por amplia mayoría el país que más fallecidos sufrió.

Ellos ponen las reglas, y los locales las aceptan. Y claro, por plata baila el mono. Literalmente, ya que tristemente encontramos esta frase mejor expresada que nunca en Kuta.

que ver en Bali - Kuta maltrato animal

Mono esclavizado para la diversión de algunos

Que ver en Bali - Kuta, australianos

Los australianos, siempre con una Bintang en la mano.

Si venís a buscar fiesta, llegaste al lugar indicado. Si venís a buscar lo que viste en los folletos turísticos, también. ¿Playa? Sinceramente la de Kuta no es la playa paradisíaca que esperás de Bali, pero si venís con ganas de hacer la obligada clase de surf, este es el lugar para los principiantes.

A no confundirse: el código del aeropuerto de Bali es DPS, por Denpasar, la capital de la isla, pero en realidad está más cerca de Kuta.

En cuanto al alojamiento, si viniste buscando fiesta te conviene alojarte en Downtown Kuta. Si buscás algo más tranquilo, seguí leyendo que lo que sigue es para vos.

♦ Kuta quedó elegida entre Los 10 lugares más decepcionantes del Sudeste asiático según la polémica encuesta que hicimos.

Legian y Seminyak

Con el crecimiento del turismo en Bali, Kuta se fue extendiendo. Así fue que de a poco fueron surgiendo hoteles en las zonas de Legian y Seminyak, restaurantes con los menús calcados, puestos de suvenires y casas de decoración (que tanto le gustan a los turistas). Están tan cerca una de otra, que hasta se podrían ubicar bajo el mismo nombre.

Esta zona está orientada a los que quieren estar alejados de la fiesta pero, al mismo tiempo, tener cerca todas las facilidades que Kuta ofrece. Al no estar orientada a mochileros, es un poco más cara. La playa es la misma, sólo que más tranquila.

Jimbaran

“La playa de Jimbaran es la más linda de Bali”, leímos antes de venir. Mientras caminamos hasta la casa de Jeff, el couchsurfer que nos abrió las puertas de su casa, nos cruzamos con muchos extranjeros, pero no de los mismos que podemos encontrar en Kuta. Muchos que llegaron a Bali para quedarse e hicieron de Jimbaran su nuevo hogar. ¿Será porque quieren vivir cerca de la mejor playa de Bali? Jeff es balinés y vivía en Kuta antes, pero a pesar de ser el dueño de un restaurante en la calle principal y tener que viajar hasta ahí todos los días, decidió mudarse a Jimbaran para tener una vida más relajada.

Quizás vinimos con demasiadas expectativas, quizás la agarramos en uno de esos días en que una simplemente no está en su mejor momento, o quizás, cansada de la presión de tener que llevar la corona de reina de la belleza, la playa de Jimbaran decidió tomarse unos días de vacaciones y simplemente dejarse estar. No lo sabemos, pero no generó en nosotros lo que seguramente despertó en todos los extranjeros que decidieron armar su nueva vida acá cuando la vieron por primera vez. Como ya te dijimos antes, Bali nos gustó, pero no como destino de playa.

Que ver en Bali - Playa Uluwatu

Playa de Uluwatu, sólo para surfers expertos.

Jimbaran es una buena base para visitar el Templo Ulu Watu, uno de los nueve templos principales de Bali. Si esperás encontrarte con una de las nuevas 7 maravillas del mundo, lamentamos decirte que tendrás que buscar por otro lado. Esto es lo que escribimos acerca del famoso templo en nuestras notas diarias, material sin editar que compartimos con ustedes:

Uno de los lugares que agregamos a nuestro itinerario por Bali fue Uluwatu. No pensábamos visitar este templo, pero tanta fama tiene que bué, fuimos a ver de qué se trataba. La Lonely Planet lo pone como uno de los 5 mejores templos de la isla, y la guía de bolsillo que nos dio Jeff lo marca como uno de los 10 atractivos imperdibles.

Para llegar tomamos una de las camionetas de Surbaguita distinguibles por sus flores amarillas. Nos dejó en la entrada al templo, donde hay que pagar 20 mil Rupias por persona para poder entrar. Al pagar le dan un sarong a las mujeres y un cinturón a los hombres, o sarong también si tienen un pantalón muy corto.

Antes de entrar nos sacamos todo lo que pudiera atraer la atención de los hambrientos monos que merodean la entrada en busca de turistas distraídos. Con lo que nos encontramos es con un bello paisaje natural, pero nada de templo. Un camino ladea el altísimo acantilado donde las olas del océano rompen con fuerza. Seguimos buscando el templo; nos encontramos con uno muy pequeño donde sólo pueden pasar los hindúes que vayan a rezar. “Algo más tiene que haber”, supusimos. Acantilado por un lado (lindo sí pero, ¿y el templo?), monos por el otro, chinitos disparando con sus cámaras por todos los rincones. Caminamos de una punta a la otra; no nos queríamos ir todavía… pero después de dar varias vueltas por el complejo, tuvimos que aceptar la realidad: la gracia de este lugar es su ubicación, y no el templo en sí. Nos fuimos con una grandísima desilusión.

Si venís a Bali de luna de miel, Jimbaran puede ser una buena opción para hacer base. Nosotros hicimos Couchsurfing, pero ya son varias las parejas que nos comentaron que se quedaron en La Joya. Viendo las fotos, tiene todo lo que uno se imagina cuando piensa en Bali.

Denpasar

A pesar de estar tan cerca de Kuta y de ser la capital de la isla, pocos extranjeros la visitan. Es el centro administrativo y comercial, y no tiene las atracciones que pueden llegar a tener Ubud o Kuta, pero igualmente es recomendable venir para visitar el mercado que le da nombre a la ciudad (Pasar significa mercado) y los templos.

Fue el primer lugar que visitamos en Bali, y nos recibió vestida de fiesta: Galungan estaba en todo su esplendor.

Que ver en Bali - Galungan en Danpasar

Ofrendas por Galungan.

Sanur

Mientras mirábamos el mapa de los alrededores de Depasar, Francois –el couchsurfer que nos estaba alojando- nos dijo: “Yo voy bastante seguido a caminar por la playa de Sanur, pero no es muy linda… cuando hay marea alta no hay lugar para estar en la arena, y cuando hay marea baja está llena de algas y no se puede nadar. Además hay días en que tiene olor a podrido”. El pronóstico no era muy alentador, pero igualmente decidimos caminar los 6 km que separan Denpasar de Sanur y verla con nuestros propios ojos.

Nuestra experiencia fue distinta a la del francés. Había lugar para tirar la lonita en la arena y no había olor a podrido. ¿La playa? Dudamos que quede en la memoria de muchos. Con el mar mucho más sereno que en Kuta, Sanur es el lugar elegido por las familias con chicos (y parece también ser el favorito para los turistas locales). También es el punto de partida para ir a la Isla Lembongan.

Que ver en Bali - Playa Sanur

Playa Sanur

Ubud

Cuando estábamos en Filipinas escribimos el posteo “La magia de los pueblos fuera del mapa” y recordábamos un grafiti que vimos una vez en Buenos Aires. “El turismo mata”, habían pintado en aquella pared. Al llegar a Ubud, lo primero que se nos vino a la mente fue eso.

El turismo corrompe, y no hay lugar que lo ejemplifique mejor que Ubud. No se puede caminar veinte metros sin escuchar el “HEY, HEY… DOU YOU NEED TRANSPORT???!!!”. Al llegar a las esquinas te van a estar esperando cuatro o cinco taxistas en busca de sus presas. Si no les decís nada, van a empezar a aplaudir hasta llamar tu atención. No importa que hace unos segundos le hayas dicho a uno de sus colegas que no necesitabas transporte, van a seguir insistiendo, la mayoría con una forma muy agresiva de ofrecer sus servicios. Si caminás por el mercado, los vendedores no van a parar hasta que compres uno de los tantos suvenires que venden a precios ridículamente inflados.

Ubud es otro caso de “hazte la fama y échate a dormir”. Es como esas bandas de música que de un día para el otro se hacen famosas por una canción y no saben cómo reaccionar ante lo que eso implica, y así como llegó, la fama un día se esfumó, aunque a Ubud le falta bastante todavía para eso.

El turismo tuvo un gran boom después de la publicación del libro “Comer, rezar, amar” de Elizabeth Gilbert en el 2006. “Turismo espiritual” por llamarlo de alguna manera, ya que en su mayoría eran mujeres de entre treinta y cuarenta que venían en busca del rumbo de su existencia, a ver si mágicamente su vida podía cambiar como si fueran las protagonistas del libro. Después de la película, ese boom fue mayor y sigue hasta el día de hoy. Los centros de meditación están más concurridos que nunca, y para que el mismísimo Ketut, curandero y vidente que atendió a Elizabeth pueda predecir tu futuro, vas a tener que hacer una cola de al menos cinco horas (y pagar USD 30).

Qué ver en Bali - Ubud taxistas

“HEEEEEY… DO YOU NEED TRANSPORT????”

Que ver en Bali - Ubud agencia de viajes

Agencia de viajes de dudosa reputación

Si bien el centro de Ubud está corrompido por el turismo, los alrededores todavía siguen ofreciendo una auténtica experiencia. Son muchas las caminatas que podés hacer y vas a mantenerte entretenido por varios días si las querés hacer todas.

Uno de los atractivos más populares es Monkey Forest (entrada INR 20.000). Los monos son más amigables que en otros lugares, pero igualmente mantené distancia y no lleves comida en una bolsa. En todas las caminatas, tené mucho cuidado con los perros. En Ubud encontramos los más agresivos de todo el viaje y la rabia es un problema serio en Bali. Como siempre recomendamos, viajá con seguro (si necesitás consejos para elegir uno, leé este posteo).

Que ver en Bali - Terraza de arroz en alrededores de Ubud

Terraza de arroz en los alrededores de Ubud

Que ver en Bali - Calle de Ubud

Alejándonos del centro de Ubud

Alojamiento

En cuanto al alojamiento, Ubud es quizás la ciudad en Bali con mejor relación calidad-precio. Hay mucha competencia, por lo tanto en internet suele haber una batalla de precios, sobre todo en temporada baja. Si vas a buscar lo más barato y no tenés problema en caminar, entonces te recomendamos que golpees puertas cuando llegues a ver qué hay disponible. No te olvides de regatear.

Desa Macang

Ubicado al este de Bali, muy cerca de Amlapura, Desa Macang fue una de las mejores experiencias que tuvimos en la isla. Llegamos hasta ahí por las sorpresas de Couchsurfinghabiendo contactado al único huésped en ese lugar. Eka es motoquero y ama viajar por Indonesia en su Chopper, pero prefiere vivir con su familia en este pueblo donde casi no circulan autos, y pueden ser autosuficientes cultivando su propio arroz, verduras y fruta. Nos recibió en su típica casa balinesa, con un parque central, lugar techado para reuniones, un pequeño templo y las habitaciones alrededor.

Desa Macang está custodiadio por Gunung Agung, el volcán más alto de Bali, y rodeado por terrazas de arroz que serpentean por el paisaje. Como si todo esto fuera poco, Templo Lempuyang, el más importante al este de la isla, que con su ubicación privilegiada en lo alto de una colina ofrece vistas increíbles de la zona.

Cabe aclarar que en este pueblo no hay alojamiento, así que es una buena excusa para sumarte a Couchsurfing si todavía no armaste tu perfil.

Ir a Desa Macang fue ver a Bali en estado puro. Quizás así era Ubud hace unos cuantos años. Quizás algún día a alguien se le ocurra poner la primera guest house, el primer restaurante, la primer casa de cambio… y ese va a ser el día en que Desa Macang cambie para siempre. Apurate, todavía es uno de los secretos mejor guardados de Bali.

Que ver en Bali - Terrazas de arroz en Desa Macang

Terrazas de arroz en Desa Macang, la cara oculta de Bali.

Volcán Batur

Ay, ay, ay, Batur… cuanto potencial boicoteado. Nuestra experiencia en Kedisan, el pueblo donde se hace base para ir al Volcán Batur, fue una de esas que nos hace replantearnos la idea de volver a visitar Indonesia. El pueblo es muy tranquilo, y las vistas hacia el volcán son fantásticas, pero lamentablemente no lo podemos recomendar. Para enterarte qué pasó en el volcán y por qué no lo recomendamos, leé “Dos terroristas sueltos en el volcán Batur”.

Alojamiento

Hotel Segara: fue el más barato que encontramos en Kedisan; pagamos IDR 100.000 por una habitación doble (baño privado, wi-fi) con desayuno, regateando un poco el precio original. Como nos levantamos muy temprano para hacer el frustrado ascenso al volcán, nos prepararon el desayuno en una vianda para llevar.

Que ver en Bali - Volcan Batur

Recién llegados a Kedisan, base para ir al volcán Batur.

Templo Besakih

Sabemos que las experiencias hay que tenerlas de primera mano para poder hablar sobre un lugar, porque cada uno tiene distintos intereses y hay muchos factores externos que influyen cuando viajamos, como la gente que se cruza por nuestro camino o el clima. Pero, a pesar de haber pasado por la puerta y verlo sólo unos instantes desde un auto que nos levantó gentilmente en la ruta, no podíamos dejar de advertirte sobre el Templo Besakih.

Este es otro de los destinos de Bali donde los locales, en su carrera incesante de sacarle hasta el último centavo al turista creyendo que éste es una billetera con patas, se pasaron de la raya y lograron que cada vez sean menos los extranjeros que llegan hasta acá.

La entrada al templo debería ser gratis, y no se necesita ningún guía para hacer la visita. Sin embargo, hay “guías” que esperan a sus presas hambrientos en la puerta, y agresivamente les dicen que necesitan un guía para poder ingresar. De lo contrario, se tendrán que ir. En toda Indonesia usan la misma técnica cuando quieren timar a un extranjero en una situación así: “Hey, you, respect the rules, this is MY country, you must respect the rules”. Ese cuento después de viajar tres meses por el país ya lo sabemos de memoria.

Cuando el conductor del auto que nos estaba llevando quiso estacionar al lado del templo, le pidieron por el estacionamiento más del doble de lo que sale normalmente. Las estafas no son solamente orientadas a turistas extranjeros, sino que a los locales también les pasa lo mismo (aunque en menor escala).

El Templo es el más importante de Bali, de hecho se lo llama “Templo Madre”, pero lamentablemente es uno de esos lugares donde es mejor no acercarse para no seguir fomentando la corrupción. Como en el Volcán Batur, algún día ojalá esos guías ya no tengan a nadie más a quien “robarle” el dinero, y se queden con el sarong en la mano preguntándose qué pasó, porque todavía parece que no se dieron cuenta que de esa forma no van a ir muy lejos.

Lovina

Lovina es uno de esos lugares que se hacen famosos y nadie sabe bien por qué. La playa de arena negra es uno de los recordatorios de que Bali forma parte del Cinturón de fuego del Pacífico. Aunque en menor escala que en otros centros turísticos de la isla, vas a tener un puñado de locales intentando venderte todo lo que tienen a su alcance. No podemos decir que Lovina es un lugar feo, pero si estás buscando un lugar donde relajarte en la playa, no es el indicado. Vas a tener que compartir tu lugar en la arena con botellas, envases vacíos y restos de ofrendas.

Tenemos que reconocer que el atardecer en Lovina fue el mejor que vimos en Indonesia y que los murtabak manis (una especie de panqueques) que venden en el mercado nocturno se tornaron adictivos. El best seller por lejos es el de chocolate y maní. Una lástima que no estén para el desayuno.

Alojamiento

Nos quedamos en Manik Sari Guesthouse, un lugar muy recomendable, con un jardín grande para descansar a la sombra. La habitación doble muy espaciosa cuesta IDR 80.000 por noche, con baño privado, internet y desayuno. Las piezas de INR 100.000 son las mejores que vimos por ese precio, muy amplias y con balcón al patio central.

Que ver en Bali - Lovina

Atardecer en Lovina.

Estos son solamente algunos de los tantos lugares para visitar en Bali. La experiencia de cada uno va a depender de lo que estés buscando y cuántos días pienses quedarte. Bali tiene mucho para ofrecer, y está en vos descubrir cuál es la llama que mantiene encendida la esencia que cautiva a  tantos viajeros.

¿Planeando un viaje al Sudeste asiático? No te pierdas todos los consejos mochileros haciendo click en Viajar al Sudeste asiático.

Novedades

♦ ¿Querés generar ingresos durante tus viajes para poder recorrer el mundo sin fecha de regreso? Sumate al curso online Cómo financiar un viaje largo.

¡Ya está disponible el libro Eliminando fronteras en todo el mundo! 47.000 kilómetros a dedo para descubrir lo que los medios no nos muestran. A través de este libro te llevaremos de viaje a dedo por Asia de punta a punta, derribando la frontera más peligrosa, la que nosotros mismos creamos. Podés conseguirlo en este link.

♦ Si soñás con irte de viaje, podés leer Un Viaje Interior, nuestro primer libro, con el empujón que te falta para pasar de la motivación a la acción.  Se consigue a través de este link.

♦ ¡Ya inauguramos la nueva tienda viajera online! Ahí encontrarás todos nuestros productos inspirados en viajes. Date una vuelta por este link.

Info importante para tu viaje

🌏 Intercambio de trabajo por alojamiento: si querés quedarte algunas semanas en un mismo lugar, podés ver la posibilidad de hacer intercambio de trabajo por alojamiento. En la plataforma Worldpackers hay muchas propuestas en distintos destinos. Ingresando a este link y colocando el código MARCANDOELPOLO vas a tener USD10 de descuento en la membresía anual.

❤️ Colaborá con Marcando el Polo: si reservás tu alojamiento a través de Booking, Agoda o Hostelworld desde estos o alguno de los links que compartimos, estás dando una mano enorme para que el blog siga funcionando. Desde ya que los precios son los mismos.

⛑️ Viajá asegurado/a: por tu tranquilidad, siempre recomendamos que tengas un seguro de viajes. Para decidirte por cuál, pasá por Lo que tenés que saber antes de contratar un seguro de viaje.

Sobre Jota y Dani

Con 19 y 21 años salimos de Argentina para emprender un viaje que creímos sería de tres meses, pero se convirtió en nuestro estilo de vida. Quince años más tarde, seguimos descubriendo los rincones más remotos del mundo para eliminar la frontera más peligrosa: la que nosotros mismos creamos.

¿Ya leíste los libros de Marcando el Polo?

Un viaje interior

Es la palabra amiga que te falta para pasar de la motivación a la acción, una compañía para cuando estás en ruta, y la oportunidad de tomar el viaje como mucho más que una suma de atractivos, sino como una suma de experiencias que te van a transformar para siempre.

Es un libro que te hará comprender que el viaje más importante de tu vida no empieza en un aeropuerto, sino en tu interior.

Eliminando fronteras

¿Y si lo que nos hicieron creer sobre el mundo es mentira?

Por la necesidad de descubrir lo que los medios prefieren ignorar, recorrimos Asia de punta a punta a dedo, desde Filipinas hasta Turquía.

Nos acusaron de terroristas, pasamos una tarde con presos de una cárcel filipina, varios días en una casa de refugiados iraníes, acampamos enfrente de la mansión del presidente de Tayikistán y rezamos con musulmanes en una mezquita de Malasia.

Fueron 47.000 kilómetros a dedo en 926 vehículos distintos durante tres años, con el objetivo de eliminar la frontera más peligrosa: la que nosotros mismos creamos.

Cursos online para ayudarte en tu viaje

Cómo financiar un viaje largo

Viajar durante un tiempo largo sin tener muchos ahorros o ser millonario es totalmente posible. Para lograrlo necesitarás generar ingresos en ruta, y que estos superen a tus gastos. Lo más importante es tener constancia, creatividad y aprovechar al máximo tus conocimientos y habilidades.

En este curso te compartiremos los conocimientos adquiridos durante más de diez años de viaje, en los que aprendimos cómo generar ingresos y reducir los gastos para poder hacer que vivir viajando sea sustentable.

GRATISCómo organizar un viaje largo

Organizar un viaje de forma independiente puede sonar abrumador cuando nos encontramos con todos los detalles que hay que tener en cuenta: visas, vacunas, itinerario, horarios de transporte, vuelos, requisitos de entrada a los países, presupuesto, equipamiento y mucho más. Saber por dónde empezar a abarcar todo esto no es fácil.

Por eso, decidimos crear este curso online totalmente gratuito, con todas las herramientas que fuimos conociendo para organizar nuestros recorridos desde que empezamos con esta vida de viaje en 2009.

Paso a paso, vamos a darle forma al viaje que tenés en mente.