Cómo preparar la mochila para un viaje largo

Última actualización: 29/11/23

Hace mucho que nos llegan mensajes privados con la pregunta¿Qué me recomendás llevar en mi mochila?, y sabíamos que un posteo como este aclararía muchas dudas, pero una parte de nosotros decía que no debíamos publicar esto, porque cuando uno viaja la mochila se convierte en la casa, y estamos seguros que vos no le tocás el timbre a la vecina para preguntarle qué deberías poner en la cocina o el living. ¿Hornito eléctrico o microondas? ¿Estufa o caloventor? ¿Alfombra o piso de madera?

Pero también recordamos ese 1 de Enero de 2009, cuando despedíamos a nuestras familias en Ezeiza mientras arrastrábamos el carrito del aeropuerto que cargaba mucho -MUCHO- más equipaje del que necesitábamos. Quizás, si hubiésemos leído este posteo, algunos errores se hubieran evitado, así que acá van más de seis años de cargar la mochila constantemente resumidos en un posteo.

Advertencia: puede que cuando termines de leer descubras que no te hacen falta tantas cosas para salir de viaje y sientas un deseo incontrolable de cargar tu mochila e irte de viaje. No te preocupes, es normal.

Como preparar la mochila para un viaje largo 4

¿Valija o mochila?

Algunos temas de este posteo ya los tratamos en “Ser mujer, viajera y mochilera (y empezar a viajar a los 19 años)“, pero nos parece útil también agregarlos acá.

Grandes dilemas que no nos dejan dormir. Llevar mochila no te hace más “viajero”, como tampoco dejas de serlo si preferís usar una valija. Hay varios mitos urbanos alrededor de este tema, pero la realidad es una sola: llevá lo que te resulte más cómodo. Cuando empezamos a viajar, teníamos una mochila grande y una valija de mano cada uno. Con el tiempo nos dimos cuenta que, para nuestro tipo de viaje, nos era más cómodo llevar mochilas. porque nos da más libertad para movernos por donde queremos.

¿Qué mochila me recomendás? 

En esto te aconsejamos que no escatimes, y compres una de buena calidad.  Yo (Dani) llevo una Doite de mujer de 60 litros, y es la misma que uso desde el primer día del viaje (y espero que me acompañe por muchos más). Pensá que va a ser tu casa mientras viajes, y van a caminar juntas kilómetros y kilómetros. “Lo barato sale caro” te dijo tu abuela… y cuánta razón tenía.

La de Jota también es de 60 litros, pero no es de marca y se nota la diferencia. No tanto en el cuerpo de la mochila sino en cómo se amolda a su espalda. Igualmente -algunos arreglos de por medio- también lo acompaña desde el primer día de viaje.

Cosas a tener en cuenta antes de comprar una mochila:

Que no sea de más de 60 litros. No importa si viajás un año o un mes: la cantidad de ropa suele ser casi la misma. Si sobra lugar, uno tiende a seguir poniendo cosas innecesarias.

Que las tiras y el cinturón sean acolchados. La mayoría de los viajeros suele pasar por alto este tema, pero es la clave para que el peso de la mochila esté bien repartido.

Que tenga bolsillos. Para nosotros, esto es básico. Veo mochilas que son un tubo y, si bien son más compactas, no me parece práctico a la hora de empacar. Tené en cuenta que si te alojás en casas de locales, no siempre hay lugar para que abras tu mocila, y no te va a quedar otra que meter la mano y encontrar una remera para cambiarte. Si tenés todo más repartido y ordenado, es mucho más fácil.

Que tenga funda protectora. Usala siempre, no sólo para la lluvia. Protege tu mochila y mantiene tu ropa limpia. Si no trae una incluida, te recomiendo las de 100% viajera, un emprendimiento independiente de Lau Tortolano, otra viajera como vos.

Parece que no soy la única que piensa que es cómoda la mochila...

Parece que no soy la única que piensa que es cómoda la mochila…

¿Cuánto debería pesar?

En cuanto al peso, yo siempre recomiendo no llevar más de 12 kg en la mochila grande, y 5 kg en la mochila chica. Eso es lo que estoy llevando ahora, y me encantaría cargar con menos, pero cuando el viaje se convierte en un modo de vida y uno tiene que trabajar en el camino, hay cosas que se deben agregar al equipaje.

La primera vez que viajamos al Sudeste asiático no trabajábamos online, y eran vacaciones, así que logramos que las mochilas grandes pesaran 8 kg cada una, y las chicas, 2 kg.

Cada kilo extra se va a sentir cuando tengas que caminar varios kilómetros...

Cada kilo extra se va a sentir cuando tengas que caminar varios kilómetros…

La clave de la felicidad: llevar la mochila correctamente

Nos cuesta creer cuánto tardamos en darle suma importancia a este tema. Hasta hemos visto viajeros llevando su mochila de un solo hombro, y nos daban ganas de ir a acomodársela cual madre que viste a su hijo para el primer día de clases.

Las tiras de la mochila cumplen una función, no son una simple decoración. Son ajustables, hacé que abracen tu cuerpo. Usalas siempre abrochadas, tanto el cinturón como las que van a la altura del pecho. De esa forma, el peso queda bien distribuido y se siente mucho menos. 

Lo ideal es que, de abajo, te quede a la altura de la mitad de la cola, y de arriba, no más de la mitad de la cabeza. Probalo y vas a notar la diferencia entre el antes y el después.

Cómo preparar la mochila para un viaje largo

Forma incorrecta

Cómo preparar la mochila para un viaje largo

Forma correcta

No importa si quedás como un Carlitos total… tu cuerpo te lo agradecerá.

¿Qué llevar?

SONY DSC

Mochila de hombre

SONY DSC

Mochila de mujer

“Mujeres, lo que nos pidan tenemos, si no tenemos no existe… y si no existe lo llevamos por las dudas, mujeres…” Ah, ¿no era así la canción?

♦ Como regla general, no lleves nada que no estés dispuesto a perder ni dejar. Tené en cuenta que viajando la ropa se gasta más rápido, no sólo por los pocos cuidados que uno puede darle en ruta, sino también porque la usás mucho más seguido de lo que harías estando en tu casa, donde tenés más ropa para ir variando. Lo bueno de esto es que uno usa la ropa hasta el final, y no queda perdida en el lado más oscuro de tu placard porque te compraste algo nuevo. 

♦ No hay lugar para el “por las dudas. Llevá lo que estás segura que vas a necesitar. Si cuando llegás a destino sentís que te hace falta algo más, lo conseguís. Nos pasó en Seúl cuando estaba llegando el invierno, así que fuimos a un negocio de ropa usada, y nos compramos una campera, un pullover y una polera. Además, en el hostel donde estábamos ayudando por alojamiento siempre dejaban cosas que otros viajeros no querían cargar, así que le dimos uso a gorros, guantes, buzos y remeras que estaban por terminar en la basura.

♦ La ropa se lava, regla número uno del viajero. No cargues con 15 remeras porque no hace falta.

♦ Llevá prendas que combinen con todo. De nada sirve llevar una calza si tenés sólo una remera larga para poder usarla. O un saquito de hilo que queda lindo pero no te abriga. O ese buzo que te encanta pero tarda años en secarse. Llevá ropa que no se manche tan fácilmente, que se seque rápido, que combine entre sí y que sea cómoda. Antes de poner algo en la mochila, asegurate que cumpla estas condiciones.

♦ No le tengas miedo al desapego: si en medio del viaje sentís que estás cargando con cosas que no necesitás, regalalas. No tiene sentido seguir llevándolas. Tu espalda te lo va a agradecer, y la otra persona que lo va a aprovechar, también.

♦ Tené en cuenta las reglas de vestimenta de los países que vas a visitar. Mientras que parece algo que solamente las mujeres tendríamos que tener en cuenta, sobre todo en países musulmanes, va también para los hombres. Por más que haga calor, hay países donde sólo los nenes usan pantalones cortos, y pasearte en short y musculosa como en el Sudeste te va a hacer quedar como un ridículo, sobre todo cuando no querés resaltar tu condición de foráneo.

El botiquín

SONY DSC

¿Qué llevan en el botiquín para un viaje tan largo?, nos preguntaron varias veces. La respuesta es que no tanto, sólo algunas cosas que usamos más a menudo y si necesitamos algo puntual lo compramos en el camino.

Lo que llevamos siempre

Sales rehidratantes: para la diarrea y también cuando hace demasiado calor y perdemos mucho líquido.
Termómetro
Manteca de cacao
Gasas y cinta
Curitas
Pervinox
♦ Ibuprofeno
Citronela: repelente natural
Té que todo lo cura: hace tiempo que ante cualquier resfrío/dolor de garganta/tos que nos agarra nos tomamos un té curativo y desaparece. Estos que compramos en China son los mejores que probamos jamás, esperamos que no se nos terminen nunca.

El botiquín va cambiando dependiendo del país. Por ejemplo, en India llevamos también ciprofloxaxin para la diarrea y en Bangladesh, crema para una alergia que me salió en las manos. Salvo que sea algo demasiado específico, probablemente vas a poder conseguir lo que necesites en la farmacia del lugar donde estés. 

Carpa + Bolsa de dormir + Aislante = ¿Libertad o peso extra?

SONY DSC

Ahora podemos decir, sin lugar a dudas, libertad. Otra vez, depende del modo en el que viajes y tus prioridades. Nosotros la llevamos desde que empezamos a viajar a dedo, a fines del 2012, y no nos arrepentimos. No la usamos siempre, pero nos da la tranquilidad de saber que siempre tenemos un techo bajo el cual dormir, y también es una carta de presentación para cuando llegamos a un pueblo y necesitamos encontrar un lugar para pasar la noche. No es lo mismo acercarte a una casa sin nada, que con una carpa preguntando por un pedacito de pasto.

Eso sí, al igual que con la mochila, te recomendamos que no escatimes. Comprar un producto de calidad no sólo te va a asegurar su durabilidad, sino que va a reducir el peso, punto esencial para que no la quieras regalar después de la primera semana de viaje. La nuestra es una Ferrino para dos personas que compramos en Italia hace ya dos años y medio y está como nueva (y eso que la usamos bastante). Pesa sólo 1,5 kg y es súper compacta. 

También llevamos dos bolsas de dormir de esas chiquitas, que pesan 660 g cada una, y una manta de picnic grande que nos sirve también como aislante.

¿Te recomendamos llevar equipo de camping? Sólo si sabés que lo vas a usar. Si vas a viajar por el Sudeste asiático durante dos meses, probablemente no sea una buena idea, ya que el peso extra no compensa el uso que le vas a dar. También tenés que tener en cuenta que en caso de que sientas que la necesites, la podés conseguir en ruta. Nos pasó en Mongolia, cuando al llegar a Ulan Bator conocimos a Pamela y Radek (argentina y polaco) y decidimos viajar los cuatro juntos por el interior. Ellos tenían carpa y nosotros no, así que nos compramos una y antes de irnos pusimos unos cartelitos en los hostels para ver si alguien la quería. A las dos horas ya estaba vendida.

Algunas cositas extra…

Además de todo lo que fuimos nombrando, llevamos algunas cosas que creemos que son imprescidibles.

Un candado: para cerrar las habitaciones cuando se puede y trabar las mochilas cuando el lugar no nos inspira confianza. Sí, sabemos que pueden cortar la tela, pero ya es un paso más.

Victorinox: navaja suiza, cuchillo multiuso o como la llames. Te salva. Si viajás en avión, recordá NO llevarla en el equipaje de mano porque te la van a sacar.

Tupper: sí, puede parecer raro. Hay viajeros que se llevan platos, pero a nosotros nos resulta más práctico llevar algo con tapa, así cuando vamos a comprar comida la llevamos ahí dentro y no generamos basura innecesaria con los contenedores de telgopor. Pequeños grandes detalles ♥

Cubiertos y palitos chinos: tenemos una cartucherita que compramos en China que trae cuchara, tenedor y palitos. Otro pequeño detalle para dejar de usar los palitos descartables en cada comida.

Hilo y aguja: la cantidad de prendas que pasaron por ahí…

Piloto para la lluvia: resistente, no los ponchos descartables. Es tamaño grande, para que pueda cubrir también las mochilas. Le dimos más uso del que hubiésemos querido.

Termo/cantimplora: ahora se nos hace indispensable. Nosotros llevamos un termo de medio litro y lo usamos un montón.

¿Cómo hacen para lavar la ropa?

Simple: a mano. Siempre llevamos jabón blanco o, cuando no conseguimos, en polvo. Cada noche tratamos de lavar lo que usamos durante el día. Si no se secó y nos tenemos que ir, lo guardamos en una bolsita y cuando llegamos al próximo destino lo sacamos.

Si no tenés ganas de lavar tu ropa, por lo general vas a encontrar lavanderías para que otros lo hagan por vos. Lo normal es que te cobren por kilo o por pieza.

La mochila de mano

Como preparar la mochila para un viaje largo 15

La mochila de mano lo es todo y nunca la perdemos de vista. Cuando viajamos a dedo y el conductor frena en una estación de servicio para comer o ir al baño, las bajamos (en esos casos las grandes las dejamos). Puede parecer exagerado, pero como bien dicen, viajero precavido vale por dos. Acá llevamos todo lo de valor, pero también recordá tener un sobre con algo de dinero en la mochila grande por si pasa algo con la chica, y mandarte a tu mail copias de tu pasaporte y documentos importantes.

Lo ideal es que no sea ni demasiado grande ni demasiado chica. 30 litros está bien para nosotros, ya que nos sirve también para llevarla a algún trekking cuando no queremos cargar con la grande.

Como preparar la mochila para un viaje largo 14
♦♦♦♦

Si bien te podemos dar varios consejos, la decisión de lo que entra en tu mochila es exclusivamente tuya. Uno cuando se va de viaje quiere seguir teniendo ciertos conforts de la vida sedentaria, y eso se traduce a una mochila súper cargada que no es compatible con un viaje mochilero, y lo más probable es que termines regalando la mitad de las cosas. Además, las preocupaciones son directamente proporcionales a las posesiones que uno tiene. Cuanto menos lleves, más libre vas a estarViajando uno aprende a resumir su vida a lo que cabe en una mochila… y qué bien se siente ♥

Novedades

♦ ¿Querés generar ingresos durante tus viajes para poder recorrer el mundo sin fecha de regreso? Sumate al curso online Cómo financiar un viaje largo.

¡Ya está disponible el libro Eliminando fronteras en todo el mundo! 47.000 kilómetros a dedo para descubrir lo que los medios no nos muestran. A través de este libro te llevaremos de viaje a dedo por Asia de punta a punta, derribando la frontera más peligrosa, la que nosotros mismos creamos. Podés conseguirlo en este link.

♦ Si soñás con irte de viaje, podés leer Un Viaje Interior, nuestro primer libro, con el empujón que te falta para pasar de la motivación a la acción.  Se consigue a través de este link.

♦ ¡Ya inauguramos la nueva tienda viajera online! Ahí encontrarás todos nuestros productos inspirados en viajes. Date una vuelta por este link.

Info importante para tu viaje

🌏 Intercambio de trabajo por alojamiento: si querés quedarte algunas semanas en un mismo lugar, podés ver la posibilidad de hacer intercambio de trabajo por alojamiento. En la plataforma Worldpackers hay muchas propuestas en distintos destinos. Ingresando a este link y colocando el código MARCANDOELPOLO vas a tener USD10 de descuento en la membresía anual.

❤️ Colaborá con Marcando el Polo: si reservás tu alojamiento a través de Booking, Agoda o Hostelworld desde estos o alguno de los links que compartimos, estás dando una mano enorme para que el blog siga funcionando. Desde ya que los precios son los mismos.

⛑️ Viajá asegurado/a: por tu tranquilidad, siempre recomendamos que tengas un seguro de viajes. Para decidirte por cuál, pasá por Lo que tenés que saber antes de contratar un seguro de viaje.

Sobre Jota y Dani

Con 19 y 21 años salimos de Argentina para emprender un viaje que creímos sería de tres meses, pero se convirtió en nuestro estilo de vida. Quince años más tarde, seguimos descubriendo los rincones más remotos del mundo para eliminar la frontera más peligrosa: la que nosotros mismos creamos.

¿Ya leíste los libros de Marcando el Polo?

Un viaje interior

Es la palabra amiga que te falta para pasar de la motivación a la acción, una compañía para cuando estás en ruta, y la oportunidad de tomar el viaje como mucho más que una suma de atractivos, sino como una suma de experiencias que te van a transformar para siempre.

Es un libro que te hará comprender que el viaje más importante de tu vida no empieza en un aeropuerto, sino en tu interior.

Eliminando fronteras

¿Y si lo que nos hicieron creer sobre el mundo es mentira?

Por la necesidad de descubrir lo que los medios prefieren ignorar, recorrimos Asia de punta a punta a dedo, desde Filipinas hasta Turquía.

Nos acusaron de terroristas, pasamos una tarde con presos de una cárcel filipina, varios días en una casa de refugiados iraníes, acampamos enfrente de la mansión del presidente de Tayikistán y rezamos con musulmanes en una mezquita de Malasia.

Fueron 47.000 kilómetros a dedo en 926 vehículos distintos durante tres años, con el objetivo de eliminar la frontera más peligrosa: la que nosotros mismos creamos.

Cursos online para ayudarte en tu viaje

Cómo financiar un viaje largo

Viajar durante un tiempo largo sin tener muchos ahorros o ser millonario es totalmente posible. Para lograrlo necesitarás generar ingresos en ruta, y que estos superen a tus gastos. Lo más importante es tener constancia, creatividad y aprovechar al máximo tus conocimientos y habilidades.

En este curso te compartiremos los conocimientos adquiridos durante más de diez años de viaje, en los que aprendimos cómo generar ingresos y reducir los gastos para poder hacer que vivir viajando sea sustentable.

GRATISCómo organizar un viaje largo

Organizar un viaje de forma independiente puede sonar abrumador cuando nos encontramos con todos los detalles que hay que tener en cuenta: visas, vacunas, itinerario, horarios de transporte, vuelos, requisitos de entrada a los países, presupuesto, equipamiento y mucho más. Saber por dónde empezar a abarcar todo esto no es fácil.

Por eso, decidimos crear este curso online totalmente gratuito, con todas las herramientas que fuimos conociendo para organizar nuestros recorridos desde que empezamos con esta vida de viaje en 2009.

Paso a paso, vamos a darle forma al viaje que tenés en mente.