Primer año Eliminando Fronteras

Por Marcandoelpolo
En Eliminando Fronteras
Ene 28th, 2014
16 Comentarios
5436 Views

Blog de viajes - Autostop en Laos

En Marcando el Polo estamos de festejo en festejo. Primero estuvo la inauguración del nuevo blog, hace poquito celebramos los cinco años de viaje, y hoy, 28 de Enero de 2014, tenemos el honor de festejar que hace un año estamos Eliminando Fronteras junto a todos ustedes.

De un día para otro, nuestros planes cambiaron. ¿Y si recorremos Asia de punta a punta? Nuestros ojos brillaron. Ya habíamos estado en Asia varias veces, y eso en vez de tirarnos para atrás y hacernos cambiar de destino, nos atraía más. No estábamos convencidos de hacerlo a dedo. Somos viajeros de carne y hueso y, como muchos, teníamos nuestros miedos también. Habíamos hechos algunos viajes en Nueva Zelanda y Australia, pero sólo por distancias cortas. Nunca nos habíamos propuesto recorrer todo un país a dedo ¡y mucho menos todo un continente! Para probar empezamos con algo fácil. En Fiyi hicimos nuestra prueba piloto. Recorrimos tres islas donde las distancias nunca superaron los 100 km, la ruta siempre era la misma que rodeaba las islas y, lo mejor, no tuvimos problemas con el idioma porque todos hablan inglés.

Dicen que el autostop es adictivo, una vez que empezás a viajar así, no querés cambiar más. Entusiasmadísimos nos leímos todos los consejos de Juan VillarinoAutostop Argentina y Hitchiwiki. Pasamos noches enteras después de trabajar planeando un recorrido tentativo y leyendo las experiencias de otros viajeros en los países que pensábamos cruzar. La decisión estaba tomada: estábamos a punto de salir a unir Asia a dedo, desde Filipinas hasta Turquía.  El miedo y la incertidumbre seguían ahí igualmente. “En Fiyi fue fácil porque todos hablan inglés, pero ¿qué vamos a hacer cuando nadie nos entienda nada?”, pensábamos. Eso lo averiguaríamos sobre la marcha. Si hay algo que siempre recordamos en estos casos es que no está mal tener miedos, lo malo es no intentar superarlos.

Que el miedo a fracasar no te impida jugar el juego.

Autostop en Filipinas: banda de música en Ángeles

Primer viaje a dedo de Eliminando Fronteras: en el micro de una banda de música por 170 km!

Así es como surgió este blog, para contarte detalle a detalle cada rincón del continente, y para demostrarte que viajar no es ni tan caro, ni tan difícil, ni tan arriesgado como te quieren hacer creer. Hay gente que no se anima a seguir sus sueños, y como no puede cumplir los suyos, su mayor diversión es desalentar a los que lo intentan, haciéndoles creer que lo que quieren es imposible.

Hace 365 días aterrizamos en la caótica Manila, donde lo primero que dijimos fue “qué olor a… sudeste asiático”. Empezamos con el pie izquierdo. O, mejor dicho, con el ojo izquierdo. Apenas habían pasado dos semanas desde que empezamos con el proyecto y ya estábamos en el hospital, encima para pasar el cumpleaños de Dani. Ahí nos vino a la mente la reacción que tuvo nuestro último jefe de Australia cuando le comentamos lo que estábamos por hacer. “No van a llegar muy lejos, van a ver que en unos meses están de vuelta en su país”. Dicen que lo que no mata fortalece, y salimos del hospital más fuertes que nunca. Hoy, un año más tarde, es una de las tantas anécdotas que tenemos para contar.

Pasando el cumpleaños de Dani en el hospital

Pasando el cumpleaños de Dani en el hospital

Eliminando Fronteras en cifras…

Eliminando Fronteras Mapa

Desde el 28 de Enero de 2013:

18.130 km recorridos a dedo

8 países

436 vehículos distintos

¿No hicieron trampa?

Esto nos lo preguntaron más de una vez, tanto los viajeros que cruzamos como los que nos levantan en la ruta. La verdad es que todos los tramos terrestres los hicimos a dedo, y no con la intención de que nuestras mamás no duerman durante todo este año, sino porque realmente lo disfrutamos y las experiencias que estamos teniendo al viajar de esta manera son mucho más enriquecedoras que cuando viajábamos en transporte público. Además, para que nuestras mamás se queden tranquilas, siempre repetimos que nos sentimos mucho más seguros y en mejor compañía con los que nos levantan que con los que trabajan en las dudosas compañías de transporte de estos pagos.

Es verdad, los buses en Asia son baratos, y por eso muchos creen que no tiene sentido el “esfuerzo” que implica salir a la ruta a esperar que alguien te pare, no poder avanzar todos los kilómetros que quisieras, cambiar de vehículo varias veces en el mismo tramo, caminar hasta salir de las zonas más urbanizadas, etc. Pero es que si lo hiciéramos solamente por la plata que nos ahorramos, ya nos hubiésemos frustrado hace tiempo. Como dijimos antes, lo hacemos por la experiencia. Es como hacer Couchsurfing en el Sudeste asiático. Si hay países donde podés conseguir una habitación por 3, 4 o 5 dólares, ¿para qué vas a gastarte en contactar a alguien que te quiera alojar? Encima hasta quizás te termine saliendo más caro porque le llevás algún regalo o le invitás una cena. Es el intercambio cultural lo que vale, esas experiencias que seguramente no consigas pagando un hotel.

Hubo casos en los que el dedo tuvo su límite, pero fueron pocos y en casos excepcionales, no por falta de voluntad u hospitalidad de la gente. Por ejemplo, para cruzar entre las islas de Indonesia tuvimos que tomar barcos. Intentamos ir con los camioneros, pero cuando la policía nos vio nos mandó derechito al barco de pasajeros.

También tuvimos que tomar un vuelo entre Filipinas y Bali. La idea era tomar un barco desde el sur de Filipinas hasta Borneo, pero justo la semana que teníamos que irnos se desató un conflicto armado entre estos dos lugares y cancelaron todos los servicios. El otro vuelo que tomamos fue para ir a Myanmar. Para la fecha de nuestro viaje las fronteras todavía estaban cerradas para extranjeros, y la única manera de entrar al país que tantas ganas teníamos de conocer era por aire. Lo peor fue que a las dos semanas de entrar las abrieron después de años de estar cerradas, ¡será posible!

¿Cómo sigue el viaje?

Ahora mismo estamos en Camboya, a pocos días que se nos termine la corta visa de un mes. Nos gustaría quedarnos más, pero Vietnam nos espera. Estaremos volviendo después del viaje que hicimos en el 2009. Siendo sinceros, la experiencia que tuvimos aquella vez no fue la que hubiésemos querido y si hay algo que nos quedó grabado de Vietnam fue la antipatía con la que nos trataron. Pero cuando empezamos con Eliminando Fronteras nos pusimos como premisa “poner la mente en blanco y eliminar las fronteras que nosotros mismos creamos”. Por eso es que decidimos volver, porque creemos en las segundas oportunidades.

Después de Vietnam seguimos para China, Taiwán, Japón, Corea del Sur y vuelta a China para empezar la gran travesía (dentro de la travesía) de cruzar miles y miles de kilómetros por el Oeste hasta llegar a los stanes: Kirguistán, Tayikistán, Uzbequistán… sabemos que cruzaremos por esa zona, pero el recorrido lo iremos planeando a medida que nos vayamos acercando. Tenemos intenciones de ir a Afganistán, también a Iraq y de volver a Irán, el país más hospitalario que hayamos estado hasta el momento. Todo dependerá de las malditas visas y de cómo esté la situación para los extranjeros en el momento que estemos llegando. A medida que avanzamos se pueden agregar o quitar lugares. Cuando se hace un viaje tan largo y por tantos países es importante tener flexibilidad para evitar frustraciones.

¿Cuánto tiempo más va a durar el viaje?

¡No tenemos idea! No queremos que suene como un “¡no nos jodan!”, pero es una de las preguntas que más tenemos que responder. La mayoría de la gente está acostumbrada a vivir con horarios y fechas establecidas para todo, a una libertad envasada como dice el gran Juan Villarino, y restringida por actividades que preferirían no hacer. Es por esto que la pregunta es recurrente, y la única respuesta que podemos dar es “no tenemos apuro, durará lo que querramos que dure.” Es que no estamos solamente viajando, estamos viviendo.

Si cuando empezamos con este proyecto nos decían que después de un año recién estaríamos en Camboya, no lo hubiésemos creído. Nos dimos cuenta que para disfrutar más teníamos que tomarnos el tiempo necesario para intentar entender lo que nos rodeaba. Viajar rápido es algo que se puede hacer por un tiempo corto, cuando estás de vacaciones y querés ver lo máximo posible del lugar en el que estás, pero después de unos meses es algo sumamente agotador. Ahí es cuando decís “pucha, me cansé, debería bajar un cambio” y te pasas un año en el Sudeste asiático sin darte cuenta.

¿Y cuando lleguen a Turquía?

Brindaremos, nos daremos un beso y focalizaremos todas nuestras energías en comer. Para nosotros Turquía es sinónimo de comida, después viene la Mezquita Azul, Capadoccia y todo el resto.

Después de viajar por Turquía les contaremos cómo sigue, pero para eso todavía falta mucho.

Antes de agradecerles por haber venido al aniversario, hagamos un repaso de 5 de las experiencias que más sentido le dieron a Eliminando Fronteras…

Las 5 mejores experiencias

Haber tomado la decisión de viajar a dedo y alojarnos por medio de Couchsurfing. Si no fuera por eso, Eliminando Fronteras no sería posible. No tendríamos amigos en cada rincón del continente, ni hubiésemos tenido siquiera la mitad de las experiencias que tuvimos hasta ahora. Viajá a dedo, y redescubrirás el sentido del viaje.

Haber inspirado a otros a salir de la zona de confort y comenzar a viajar. Cada vez que nos llega un mail de un futuro viajero diciéndonos que les dimos la motivación que le faltaba para dar el primer paso, se nos llena el alma de felicidad. Es como si nuestro viaje tomara vida en otros cuerpos, que a su vez inspiran a más personas, y ellos a otros… y así sucesivamente, formando una gran cadena.

Tener la posibilidad de pasar un día junto a los presos de una cárcel sin rejas en Filipinas, para comprender que los métodos arcaicos que se siguen usando en casi todas las cárceles no nos llevan a ningún lado.

Después de pasar tanto tiempo viajando por países budistas, y de ver a los monjes como una persona distante y sagrada, compartir unos días con los monjes de Myanmar, de igual a igual, fue una de las experiencias que más disfrutamos del viaje.

Haber tenido la oportunidad de ver a un país, un pueblo o una familia vestida de fiesta. Cuando lo ordinario se vuelve extraordinario, y un día cualquiera pasa a ser recordado por siempre.

Entre los que más nos marcaron están haber pasado Galungan en Bali, vivir desde adentro las tradiciones musulmanas de Ramadán en Malasia, ser invitados a dos casamientos sikhs en Malasia y sentir el poder de los sueños durante Loy Krathong en Tailandia.

Listos para empezar a celebrar Galungan, en Bali.

Listos para empezar a celebrar Galungan, en Bali.

Rompiendo el ayuno durante Ramadán en Malasia.

Rompiendo el ayuno durante Ramadán en Malasia.

Casamiento Sikh en Malasia.

Casamiento Sikh en Malasia.

Loy Krathong en Tailandia.

Loy Krathong en Tailandia.

Sí, dijimos cinco, pero agregamos uno de yapa:

Perder el miedo al fracaso y animarnos a hacer “postales a donación” en Malasia. La cantidad de gente que conocimos gracias a ponernos con las postales artesanales en Melaka y Penang fue de lo más gratificante. No te pierdas la historia completa en Del miedo al fracaso a la libertad viajera.

Postales en Melaka, Malasia 5

Les agradecemos de corazón por viajar con nosotros y hacernos sentir su compañía. A los que están desde los primeros pasos de Marcando el Polo y a los que nos acaban de conocer. Sigamos viajando juntos y eliminando fronteras. Brindemos porque el diálogo nos lleve al entendimiento de lo desconocido, tanto con un nómada mongol como con nuestro vecino.

Buenas rutas, buena vida.

Jota y Dani. 

Para saber más acerca del Proyecto Eliminando Fronteras, te invitamos a hacer click acá.

Para seguir de cerca todas las novedades del Proyecto podés suscribirte a la newsletter haciendo click acá.

Las trabas mentales son más fuertes que las físicas. Eliminemos fronteras...

Las trabas mentales son más fuertes que las físicas. Eliminemos fronteras…

LOGOPNG

No dejes que tu viaje sea solo un sueño...
Mock 1

Pasá de la ilusión a la acción con

Un viaje interior 

Todo lo que pasa antes, durante y después de un viaje largo

Toda la info en este link.

¿Te gustó lo que leíste?
¡Sumate a la Comunidad Marcopólica y recibí las novedades en tu mail! ¡Te esperamos!
 Email 

16 Respuestas a “Primer año Eliminando Fronteras”

  1. Siempre os lo decimos, y siempre os lo diremos: sois geniales!!! Ojalá nos crucemos en la ruta chicos! muack

  2. Justo el otro día me puse a revisar viejos mails y encontré el de uds, contándome que empezaban con este proyecto viajero… Increíble que ya pasó un año!!!

    Muchas felicidades, chicos, sin dudas todo lo que aprendieron hasta ahora es sólo una pequeña parte de todo lo que les queda por vivir.

    Intenten no apurarse mucho, que queremos encontrarlos en el camino!!!

    Lo mejor para todo lo que queda!!!

    Besos enormes a los dos :)

  3. Christian dice:

    Simplemente inspiración. Sigan delante chicos! Buena Suerte.

  4. Pablo dice:

    Que linda nota! cuantos caminos que va a inspirar seguramente! es cierto que los mayores obstáculos son los prejuicios que cada uno tenemos… despues de leer esto (y a pesar de estar acurrucado en un hostel de jakarta por la terrible lluvia) que ganas de seguir viajando! ojalá algun día nuestros caminos se crucen!!! feliz cumple viajero!!

  5. Giuliana dice:

    Son unos genios, genios absolutos, y cada vez que los leo me generan tanta buena energía que seguramente atraviese todo el globo y llegue hasta Asia desde acá, el humilde pero lleno de recuerdos Liniers jajajaja (ya hablamos hace tiempo de la vecindad que nos une). Les mando un abrazo de felicitaciones y a seguir viajando! El itinerario que plantearon resulta icreíble, vamoooooss! :)

  6. mentah dice:

    ¡Felicidades chicos! Excelente como nos tienen acostumbrados. Más los leo y más ganas de viajar. Y por muchas travesías más!!

  7. Nair dice:

    Felicitaciones por este aniversario del proyecto y sigan adelante! Los leeremos en el lugar en el que estén. Éxitos!

  8. Gianna dice:

    ¡Felicidades!

    Mucho éxito en lo que aún falta por recorrer. Y Turquía para cerrar uuuuf una gran idea. Es un país maravilloso y la hospitalidad que van a encontrar es única. Yo me quedé un mes y ya me sentía turca jajaja ¡Un abrazo a ambos! De su fan mexicana jajaja

  9. Qué alegría, emoción y empuje que es leerles chicos!!!
    Son unos genios. Qué alegría que se cruzaran nuestros caminos,
    aunque por el momento sean por la red. Confío en que…
    … un día nos daremos un abrazote!!
    A seguir eliminando fronteras… y
    sobretodo las que llevamos dentro.
    Ah… y les acabamos de sumar en nuestro blog a viajeros amigos!

  10. toba2 dice:

    HOLA CHICOOS FELIZ ANIVERSARIOOOO!!!ya no se mas que decirles porque he usado todos los adjetivos que existen…son lo mas,son impredesibles como lo son sus vidas,siempre hago fuerza para que el viaje siga…eso si…no se vayan a la luna porque no vamos a tener senal jaja….ahhhhhh les deseo una buena estadia en Vietnam,esta bueno dar una segunda oportunidad,espero que ellos no les den a ustedes la segunda oportunidad de quererse inmolar en la puerta del hostel jajaja. SALUD Y BUENA VIDA

  11. Lucía dice:

    Yo creo que también les he comentado varias veces todo lo que me genera seguirlos, lo que me emociona leer cada cosa que hacen, cada paso que dan, cada miedo que dejan atrás.
    Otras veces, menos reflexiva y emocional, pienso en cosas diarias: me pregunto como me las apañaría con cosas como el pelo, la piel, la almohada. Después la veo a Dani, que siempre está linda en las fotos, Juan tan sonriente, y es obvio que un secador de pelo importa muy poco cuando alcanzaste la vida que querías.
    Lo que ustedes están dejando acá, para muchos de nosotros es mas que un post pasajero, por eso les deseamos tantas cosas buenas.

    • Marcandoelpolo dice:

      Hola Lu!! Muchísimas gracias por estas hermosas palabras!
      Tenemos que confesarte algo: tenemos secador de pelo jajajaja. Pensamos en abandonarlo muchas veces, pero realmente es una de las cosas que más usamos. No sólo sirve para el fin que fue creado, sino que es nuestro secarropas y hasta calientapies cuando el frío se apodera de nosotros. Es chiquito, de esos de viaje.

      La piel se va adaptando al clima, y ya cualquier almohada viene bien.

      Te mandamo un abrazo enorme y gracias otra vez :)

  12. Alicia dice:

    Hola, chicos, cuáantas cosas pasaron en todo este tiempo. Mi mayor deseo es que las cosas sigan tan bien como hasta ahora. Se los extraña, un beso grande!

  13. Luciano dice:

    Como siempre su blog es una fuente de inspiración y alegría para nosotros, los futuros viajeros, felicitaciones y sigan adelante!!!!!!!

  14. Y yo soy tan colgado que no había leído este artículo / declaración de principios marcopólicos. Me alegra de corazón que algunos de mis textos y palabras hayan aportado un granito de arena a la montaña que ya han construido.

    Les mando un abrazo desde Albania!

    Juan

Deja un comentario