Tokio bizarro: los lugares más curiosos y pervertidos

Por Marcandoelpolo
En Japón
Oct 28th, 2014
15 Comentarios
52752 Views

Tokio es la ciudad de lo freaky, donde hay un mercado latente para las fantasías más perversas y las locuras más coloridas. Pasear sin rumbo, perdiéndote en este Godzilla de cemento, gente y neón, tiene su encanto, pero ir en busca de los lugares más bizarros, algunos escondidos en turbios sucuchos de los que nos echaron sin protocolo, fue una de las experiencias más reveladoras de nuestro viaje por Japón.

Te llevamos a viajar con peluches, a dormir la siesta con una colegiala y a pasear por los inmensos y retorcidos sex shops, donde los japoneses cambian su máscara estructurada que usan a diario para liberar lo que sólo en mentes desquiciadas puede merodear.

Vení con nosotros a ver la cara menos conocida de Tokio por los turistas…

¿Tu peluche necesita vacaciones? ¡Mandalo a Tokio!

¡Empezamos con todo! Como para que de entrada tomes dimensión de la escala de locuras de la que vamos a hablar en este posteo.

Sí, leíste bien, en Tokio hay una agencia de viajes ¡para peluches! Vos mandás a tu peluche desde cualquier parte del mundo. En Unagi Travel lo recibe la guía y los que van a ser sus compañeros. Se preparan durante unos días teniendo una introducción a la comida japonesa, al idioma y conociéndose entre todos y tu querido amigo se va de viaje. ¿Pensabas que vos viajabas con él? No, tu peluche se va a independizar porque el viaje lo hace solo, para que pueda hacer amigos internacionales.

Durante el tiempo que tu peluche esté de vacaciones, vas a poder ver las fotos que van subiendo todos los días en la página de facebook de la agencia.

Después de unos duros primeros años, la fama de Unagi Travel empezó a crecer, hasta salir en importantes programas de televisión y medios masivos como Marcando el Polo. Con el boom vinieron los tours a ciudades más lejanas de Japón e incluso planean hacer viajes a Hawaii.

Amantes de las curiosidades como somos, nos contactamos con la fundadora, quién invitó a Melako, nuestro compañero de viaje, a pasar unos días en Tokio.

No te pierdas el posteo bizarro en Una agencia de viajes… ¡para peluches! En Japón todo es posible.

Seguí a Unagi en su pagina de facebook y enterate de todo lo que andan haciendo los peluches viajeros.

Los peluches viajeros en pleno almuerzo

Si con el café no alcanza, entonces pongamos gatos, perros, cabras, aves, lechuzas o pingüinos

Imaginate si un día vas a la cafetería del barrio y cuando entrás te encontrás con veinte gatos entre las mesas. “¿Qué pasó José… muchas ratas en el boliche?”, le preguntás. “Vos no entendés nada pibe, esto es lo que va en Tokio, y vos viste que ellos están un paso adelante de todos… ¡hay que ver el negocio antes que otro!”

En Tokio lo vieron y lo explotaron. A muchos les gustaría tener mascotas, pero viven en departamentos muy chicos como para tener un animal, e incluso en muchos lugares está prohibido. Un lugar, donde la gente pague para jugar con un gato, sin preocuparse por alimentarlo, cuidarlo, ni limpiarlo. Vienen, juegan, se sacan cien fotos y se van. Le agregás bebidas libres y tenemos un… “Cat Café”

Y sí, con el diario del lunes todos podríamos decir que era obvio que el negocio funcionaría, pero alguien tenía que arriesgarse. Los “neko café” (neko = gato en japonés) fueron un éxito y a partir de ahí aparecieron cafés con perros, lechuzas, aves varias, reptiles, cabras y ¡hasta pingüinos!

En el caso de los cafés con gatos y perros, estos están sueltos, pero los otros son más bien mini zoológicos dentro de un café, con animales en jaulas o atados para el divertimento de la gente.

Si querés ver cómo es un Cat Café por dentro, no te pierdas Tomando mucho más que un café en Tokio… ¡un café con gatos!

Para que veas que no estamos exagerando con esto de los animales en los cafés, podés chequear sus páginas:

Web de Toru no ire (café con distintas aves).
Web de Fukuro no mise (café con búhos).
Web de Little Zoo (café con reptiles).
Web de Sakuragaoka (café con cabras).
Web de Takaho Chaya (café con halcones).
Web de Penguin no iru bar (bar con pingüinos).

gato tapado en Cafe con gatos de Tokio

Mucamas y mayordomos al servicio de las particulares fantasías de los japoneses

¿Qué hace una chica vestida de mucama, con medias por arriba de la rodilla, cara inocente (o de tontita) y voz irritante, repartiendo folletos en las calles de Akihabara? No, no es una chica de limpieza ofreciendo sus servicios de forma más glamorosa. Lo que está haciendo es atraer clientes a un Maid Café.

Viendo la chica que reparte los folletos, te podés hacer una idea de qué te vas a encontrar en estos lugares. Adentro, te vas a transportar a un sub-mundo donde todo es kawaii (tierno, aniñado). Tu comida va a venir servida con decoraciones de animalitos y la mucama va a hacer una actuación que hasta a Piñon Fijo le parecería demasiado chiquilina. También hay extras para los que están enganchadísimos con la mucama y quieren jugar con ella.

Todo muy simpático, pero con los precios no son ningunas nenitas. Más que por la comida en sí, se paga por el servicio. Aunque todo esto te parezca bizarro y esté muy lejos de tus fantasías, a muchos japoneses otakus (fanáticos del manga, animé y videojuegos) le cumple la utopía de poder interactuar con la versión real del personaje de ficción que tanto idealizan.

Pero no todos los maid cafés son iguales. También los hay ambientados en un videojuego o con mucamas transexuales, para los que tienen otro tipo de fetiches.

¿Y para las mujeres? Aunque la machista sociedad japonesa las deje afuera en varios aspectos, en este caso también pensaron en vos Pepita, y en vos Clarita. La versión femenina son los Butler’s café, donde los que te atienden son mayordomos que te van a hacer sentir como una princesa. La temática no es para nada kawaii en estos, todo lo contrario, el juego va por el lado de la elegancia.

Los dos Maid Café más populares son @Home Café y Maidreamin’.

Chicas y hombres curiosos, no se pierdan nuestra experiencia en un Butler’s Café en: “Mayordomo, a su servicio” El café de Tokio que cumple el sueño de muchas.

Maidreamin Café en Akihabara

Maidreamin Café en Akihabara

Cafe con mayordomos - butlers Swallowtail

Nos sentimos unas princesas en Swallowtails…

Tal vez te sientas un poco así cuando vayas a uno…

Pero la idea es que la pases bomba como estos dos…

Harajuku y sus personajes únicos

Desde un abuelo que se viste de colegiala y es feliz sacándose fotos con todos los que le pidan, hasta un grupo de rockabillies con cara de “somos malos y que se note” bailando rock & roll todos los domingos, pasando por un arcoiris de personajes tecnicolor complotados para que te preguntes si estás en este mundo o en El país de las maravillas.

No nos gusta hablar de lugares “imperdibles”, pero creemos que un domingo en la zona de Harajuku, especialmente en Takeshita St. y Yoyogi Park, es una de esas experiencias inolvidables que cuando vuelvas a casa le vas a querer contar a todos, “¡¡¡No sabéeeeeeees lo que ví en Japóoooooon!!! Toda gente rara, así rarísima, de colores, y cositas colgando y otras cosas en el pelo y ropa rara, y… y… ” y como no vas a encontrar las palabras para expresar eso que viste, le vas a mostrar dos mil fotos de tu domingo en Tokio hasta que te des cuenta que ya aburriste a todos. Dejalos, vas a ver cuando vayan, van a quedar igual de emocionados que vos.

Si querés viajar virtualmente a Harajuku, no te pierdas Únicos e irrepetibles: esos geniales personajes de Tokio.

Dani con su amigo "El abuelo colegiala"

Dani con su amigo “El abuelo colegiala”

Los "Elvis" se hacen los malos pero al final son unos blanditos

Los “Elvis” se hacen los malos pero al final son unos blanditos

“¿Te excita que te saque la cera del oído, papi?”

¿Te excita que te pasen una tapita de gaseosa por la frente? Eeeeeh, raro, ¿no? Tan raro como que a alguien le excite que le saquen la cera de la oreja. Por más que no te termine de cerrar, en Tokio también hay gente con este fetiche, y por eso es que hay más de un lugar para cumplir con esta fantasía.

Como quizás vos seas uno de esos (perdón por llamarte raro), te explicamos cómo funciona. Primero buscás este lugar en un mapa. Segundo, llegás hasta ahí con la oreja tapada, no tiene gracia si te la limpiás antes. Tercero, pagás la tarifa por el tiempo que quieras estar recibiendo placer, unos USD 30 por media hora. Cuarto, elegís la chica que más te guste. Quinto, te acostás en el piso de tatami, preparás la oreja y dejás que tu musa, entrenadísima en el asunto, rasquetée tu punto G mientras te susurra algo al oído que calculamos será parecido a “Mmmm, qué lindo lobulito, redondo y carnoso…” y cosas por el estilo. Listo, ya te podés volver a casa con la oreja caliente.

Hay varios lugares de dudosa reputación, pero según dicen en Yamamoto Mimikaki son los más profesionales.

Este es uno de los de dudosa reputación. Cuando entramos un botones se nos quedó mirando y una voz de fondo nos gritó "Bye, bye... Japanese only!

Este es uno de los de dudosa reputación. Cuando entramos, un botones se nos quedó mirando y una voz de fondo nos gritó “Bye, bye… Japanese only!

¡Pisame y llamame profe!

Sí, los masajes profesionales están bien, pero el japonés que vive estresado quiere algo más, algo que además de relajación física le de placer psicológico. Por eso, en este centro de masajes fueron directo al fetiche número uno: las colegialas. Pero la colegiala con la que fantasea el japonés sararimen (oficinista) promedio no es una purreta sexy y enérgica, sino que todo lo contrario. La chica zoncita y aniñada es lo que buscan, y si encima puede hacer masajes, ¡uffff! deben estar todo el día en la oficina pensando en esos minutos de gloria. De lo que estamos seguros es que en Japón las colegialas tienen muchas oportunidades para hacerse unos yenes.

Por USD 22 tenés media hora de masajes por una colegiala que se te para encima y te pisotea. ¡Al menos podés elegir el color de medias que querés que use!

Pero como en Tokio hay para todos los gustos (si no pregúntenle a los que van al restaurante de ballena), los que buscan ser dominados también tienen su rinconcito under. En la misma zona del centro anterior, hay uno donde las masajistas son policías y otro de mucamas.

Estos son los que nosotros nos enteramos, pero ni nos imaginamos la cantidad de masajistas alternativas que debe haber. Camioneras, borrachas, almaceneras, Elvis, abuelo colegiala, vendedora del fish market con olor a salmón en las manos… se me ocurren tantas.

Web de Akiba Fumikko Gakuen (masajistas colegialas).

Buscando las masajitas colegialas...

Buscando las masajistas colegialas…

Masajistas policía

Masajistas policía listas para la acción…

¿Cuánto cuesta un masaje por una policía? A partir de USD 22 por 20 minutos. La foto con las chicas te va a costar ¡USD 25!

¿Cuánto cuesta el masaje por una policía? A partir de USD 22 por 20 minutos. La foto con las chicas te va a costar ¡USD 25!

¿Preferís que te pise una mucama? También podés...

¿Preferís que te pise una mucama? También podés…

Eeeeh, nos dijeron que no había servicios sexuales en estos lugares, pero con este cartel me quedan todas las dudas...

Eeeeh, nos dijeron que no había servicios sexuales en estos lugares, pero con este cartel me quedan todas las dudas…

Take out girls: “Pagame y hacemos de cuenta que estamos en una cita”

Lo de las escort no es nada nuevo. Esas chicas que cobran muy buena plata por acompañar a viejos platudos a eventos importantes donde se quieren mostrar con una jovencita envidiable. Pero en Japón también hay una versión mucho más accesible, donde podés pasearte con la chica que elijas durante determinado tiempo y por ciertas zonas. Muchos no apuntan al atractivo físico, sino a estar en compañía del personaje con el que fantasean, en especial las lolitas y colegialas.

En el barrio de Ikebukuro, el centro de la industria turbia, hay muchos de estos locales. En la entrada hay fotos de las chicas para elegir y una explicación con el paso a paso: Step 1, firmás un contrato. Step 2, elegís la chica. Step 3, te encontrás con ella a ver si en persona no te llevás una sorpresa y Step 4, te vas a pasear como si de verdad fuera una cita, ¡pero sin compromiso!

No, el Step 5 tampoco está permitido acá. Al menos en horario laboral.

Elegí tu chica preferida y salí a dar una vuelta...

Elegí tu chica preferida y salí a dar una vuelta…

Nunca duermas la siesta solo

Esto es de lo más raro que hayamos visto, y seguro de lo que vayas a escuchar vos también. ¿Estás listo…?

¡En Tokio hay un lugar donde los hombres pagan para dormir la siesta con una chica! Esperá, no se lo cuentes todavía a tu compañero de trabajo ni salgas a la calle a gritarlo, seguí leyendo que hay más detalles.

Ya sabemos lo que estás pensando, que después de la siesta viene algo más. Pero no, en este lugar sólo se inspiran los dulces sueños para que tu imaginación salga volando por los contaminados aires de Tokio. Si ya lo anotaste como prioridad para cuando vayas a Tokio, te contamos que te va a costar unos… ¡¡USD 30 de admisión, más USD 30 por veinte minutos!!

También hay algunos servicios adicionales. Que nooooo, ese tipo de servicios no, sacátelo de la cabeza. Por ejemplo, si querés dormir 3 minutos en la falda de tu compañera de soneca son unos USD 10. Si querés que ella duerma en tu falda, USD 20. También podés pagar otros USD 10 por un abrazo de cinco segundos, por tocarle el pelo o por mirarla a los ojos durante 1 minuto. Say no more!

Creo que por estos precios prefiero dormir con un peluche.

Esto es muuuuuy raro…

Centros de relajación masculina: “¡que mi señora no se entere!”

El nombre formal te puede hacer pensar que estamos hablando de un spa o un centro de masajes, pero no, estos lugares son exclusivos para que los hombres vayan a masturbarse.

Por curiosidad, y sólo por curiosidad, me dí una vueltita por uno a ver de qué se trataba. Llegamos con Dani hasta la puerta, pero cuando estábamos por entrar escucho una voz decirme “men only!” Me despido de Dani y entro en lo que a simple vista era un videoclub pornográfico. El cajero me mira con cara de “qué raro, este vino con una chica y ahora la deja y se viene a mirar una porno”. Me quedo mirando los precios y como no sé qué decirle le pregunto si está abierto 24hs. Después le pregunto si puedo pasar a mirar y me dice que sí.

Hay varios cincuentones que claramente salieron de la oficina porque están de camisa y pantalón negro. Agarran un canastito, se llevan unos dvds, algún TENGA (masturbador best-seller) u otro juguete y pasan a una sala. Adentro del sucucho individual hay una tele, un sillón reclinable y el infaltable papel higiénico.

Doy un par de vueltas, mirando los dvds. Una sección casi me hace vomitar, es la parte de “lluvia marrón”, para los que tienen el asqueroso fetiche escatológico, con chicas bañadas de arriba a abajo en caca y otras imágenes de chicas defecando. Quise sacar unas fotos, pero era evidente que el cajero sólo me miraba a mí, mientras yo ponía cara de interesado en los productos.

Me tenía que ir en algún momento, pasando por adelante del vendedor que no dejaba de mirarme. Quise ser lo más sigiloso posible, pero es que siendo el único turista y con una cámara colgando del hombro era imposible pasar desapercibido, así que me fui diciendo la clásica excusa de cuando te querés ir de un negocio sin comprar nada “Gracias… voy a buscar plata y vuelvo en un rato…”

No hace falta que recorras toda la ciudad si estás en la necesidad, ya que en Tokio nunca vas a estar muy lejos de una de estas cuevas. Donde más concentración vimos fue en el barrio de Ikebukuro.

Quiero aclarar que no me quedé mirando ninguna película ¡sólo fui a chusmear!

No podés ir a Japón sin saber lo que es un TENGA…

El emporio del morbo: los interminables sex shops

En el país donde menos sexo se practica del mundo, la pornografía es algo que está al alcance de todos. En cualquier supermercado hay cómics pornográficos mezclados entre otras revistas y los dibujitos de chicas con pechos gigantescos están por todos lados. La gran mayoría de las parejas japonesas no disfrutan del sexo, si es que lo tienen. “Las japonesas no se mueven en la cama, es como tener sexo con una almohada. Se acuestan, esperan a que termines y listo, no dicen nada, ni se mueven…”, nos contaba un cubano frustrado tras siete años viviendo en Japón. “Los hombres sólo piensan en trabajar, después se van a leer cómics y lo más cerca de una relación sexual que tienen es cuando se van a masturbar a las cuevas…”, siguió el amigo cubano.

Para entender parte de la vida sexual de los japoneses, y en especial de sus morbos reprimidos, no podés dejar de entrar en los sex shops. Lo primero que nos llamó la atención es que el 90% de todos los productos están promocionados con dibujitos y no con personas reales. Lo que más les excita son los dibujos de nenas muy chiquitas con cara de sufrimiento o inocente, baboseadas y con tetas enormes. Los videos siguen esta línea, les gusta la perversión de la violación o el sexo forzado, de un viejo o un tipo grandote con una nena chiquita y tonta que no puede defenderse.

Entre los productos nunca falta el famoso TENGA, pero hay de todo, hasta algunos más perversos de lo que nosotros toleramos como bebotas personalizables para masturbarse, a las que le eligen el color de ojos, pelo, cara, etc.

La clientela no es muy variada. La mayoría son hombres salidos de la oficina, pero nunca faltan los turistas curiosos, el grupito de adolescentes, la señora aburrida de su marido o los loquitos que andan con las manos en los bolsillos y pasan despacito una y otra vez por donde están las teles con alguna película.

En Akihabara hay muchos sex shops para entretenerte. El más grande de todos se llama M’s Pop Life Department, con 6 pisos de fantasía pura. ¡No te pierdas las máquinas expendedoras de bombachas usadas en el subsuelo!

Además de divertidos, estos lugares nos parecen muy interesantes desde el punto de vista cultural y psicológico. ¡Si me hubiesen dicho que esto era cultura cuando estaba en el secundario!

M's, en Akihabara, tiene 6 pisos de educación sexual explícita

M’s, en Akihabara, tiene 6 pisos de educación sexual explícita

Bombacha que supuestamente usó la chica de la foto, con su firma y fecha de última usada (nótese la manchita marrón)

Bombacha que supuestamente usó la chica de la foto, con su firma y fecha de última usada (nótese la manchita marrón)

Para llevar siempre a mano: botellitas de aromas afrodisíacos. De izq. a der.: "Perfume de chica linda", "perfume de chica" (no tan linda), "perfume de bombacha" y "perfume de colegiala" ¡ A sólo USD 9!

Para llevar siempre a mano: botellitas de aromas afrodisíacos. De izq. a der.: “Perfume de chica linda”, “perfume de chica” (no tan linda), “perfume de bombacha” y “perfume de colegiala” ¡a sólo USD 9!

De lo que más se ve en los sex shops: el morbo pedófilo

De lo que más se ve en los sex shops: el morbo pedófilo

¿Una granada de goma con un agujero? ¿Para qué será?

¿Una granada de goma con un agujero? ¿Para qué será?

¿Estás buscando una bombacha usada…?

Los japoneses y sus fantasías pedófilas…

¿Por qué tener una muñeca de silicona es mejor que una mujer?

Lo mejor de Tokio es que como estos lugares bizarros que conocimos debe haber muchísimos otros tan o más curiosos, escondidos en el underground de esta ciudad de luces y oscuridad.

¡Gracias Oscar Fernández por iluminarnos en el mundo alternativo de Tokio compartiendo tu curiosidad inagotable con nosotros. Sin tu aporte, esta bizarreada no hubiese sido posible!

¿Planeando un viaje a Japón? No te pierdas todos las entradas y consejos mochileros haciendo click en Viajar a Japón.

LOGOPNG

No dejes que tu viaje sea solo un sueño...
Mock 1

Pasá de la ilusión a la acción con

Un viaje interior 

Todo lo que pasa antes, durante y después de un viaje largo

Toda la info en este link.

¿Te gustó lo que leíste?
¡Sumate a la Comunidad Marcopólica y recibí las novedades en tu mail! ¡Te esperamos!
 Email 

15 Respuestas a “Tokio bizarro: los lugares más curiosos y pervertidos”

  1. Oscar dice:

    De nada chicos!!! Siempre es un placer intercambiar impresiones y tips viajeros con ustedes!

  2. laura castronado dice:

    Buenisimo como siempre chicos y justito lo que estaba buscando. Ando por Japon y un amigo me encargo las bragas usadas. Ahora ya se donde encontrarlas. Siempre un placer leeros. Mil gracias por la info.

    • Marcandoelpolo dice:

      Hola Lau! jajaja qué pedido!!!!
      Ahora ya sabés donde encontrarlas. Esas son las más baratas que vimos, en otros lugares estaban a unos USD 15.

      Éxitos!

  3. Lo que me reiiiiiiiiii!!! Espectacular, no pueden ser tan bizarros estos seresssss jajajajaja
    Gracias por recopilar ese lado de Tokio no tan “tradicional”
    Abrazoooo!

    • Marcandoelpolo dice:

      jajajajja Tokio no deja de sorprendernos, y estamos seguros que si hacemos una segunda visita… nos volverá a sorprender como su fuera la primera vez!!

      Saludos, Flor!!

  4. Debe ser el lugar del mundo con más frikis por metro cuadrado, pero a nosotros nos encantó!
    Buen post!!!

  5. Aliss Mora dice:

    NO ME DEjan de atraer sus escritos, jejeje, suele ser chistoso e interesante como la realidad de algunos es parte del turismo o atracción para otros. Que sigan viajando chicos, saludos desde Venezuela.

  6. coni dice:

    Buenisimo el post! Me parecio supet interesante…queremos Massss! Sigan asii!
    Saludosss !

  7. Rodrigo Lewin dice:

    jajajajajajaja muy buenoooo

  8. Carlos Gonzales dice:

    me encanto no me importaria vivir en japon :3 lo malo es que es mas cara la vida aya

  9. Ángeles dice:

    ¿Y qué sucede si una es lesbiana? ¿No podés ir a recrearte a ninguno de estos lugares? jaja

Deja un comentario