Si Singapur fuese mujer…

Por Marcandoelpolo
En Singapur
Jul 13th, 2013
3 Comentarios
4784 Views

Singapur es un gran país en envase chico, y como todo lo que viene en envase chico, es caro. Si fuese mujer, mediría alrededor de 1,50, pero sus tacos harían que sus pasos no pasen desapercibidos.

Es una mujer con muchos complejos, y como tal, es adicta a las cirugías, sobre todo al botox. Si mirásemos una foto de Singapur hace 50 años, no podríamos creer que es la misma persona… cada día parece más joven. Nosotros la conocimos por primera vez en 2009, hace exactamente 4 años, y cuando la volvimos a ver nos sorprendimos en cómo la habían cambiado sus operaciones.

Singapur es una mujer que tiene una obsesión por la piel blanca, y nunca va a caminar sin un paraguas. No para cubrirse de la lluvia, sino del sol. Por la noche, antes de irse a dormir, se va a aplicar al menos cuatro cremas blanqueadoras para lograr esa tez que tanto le gusta.

Singapur será una mujer a la que su físico no le favorece, pero tiene un carácter que no deja indiferente a nadie. Así chiquita como se la ve, un simple punto en el mapa,  es uno de los países más influyentes de Asia. Además, se encargó de que todos pasen por ella en algún punto de su ruta, y su puerto y aeropuerto son de los más transitados del mundo.

Pero Singapur no quiere ser una simple escala, quiere dejar de cumplir el papel de amante y pasar a ser la primera dama. Es una mujer que sabe muy bien cómo seducir, pero que no muestra todas sus facetas en la primera cita. Es por eso que en aquella visita a Singapur en el 2009 nos quedamos con gusto a poco. Vimos algunas de las cosas que tiene para ofrecer, pero nos dejó con ganas de más. Y no fuimos los únicos. Actualmente más del 40% de la población es extranjera, que llegó a sus puertos atrapados por sus técnicas de seducción.

Es una mujer que conoció al hombre de su vida, el Sr. Raffles,  en 1819, y las marcas que le dejó se ven por toda la ciudad, pero Singapur fue, es y será codiciada por más de uno.

Mural de Raffles en Singapur, Asia

Mural en Singapur, Asia

¿Paraguas sin lluvia? Todo para ser un poco más blancas...

¿Paraguas sin lluvia? Todo para ser un poco más blancas…

Singapur es una mujer que tiene plata, mucha plata. Es el cuarto centro financiero más grande del mundo y, como tal, siempre está a la moda. Como tiene que renovar su vestuario todos los años, cada Junio organiza una gran oferta para deshacerse de toda esa vestimenta que no va más.

Singapur es una mujer que tuvo que aprender a ser independiente a la fuerza luego de ser expulsada de Malasia en 1965. Pero como dice la frase, “lo que no mata, fortalece”, y con mucho coraje tomó las piedras que le fueron puestas en su camino para construir las bases de su futuro. Hoy, 48 años después de su dolorida independencia, puede decir con orgullo que es una crisis que ya superó.

Singapur es una mujer políglota. Habla chino, tamil, malayo e inglés. Y no olvidemos el Singlish, ese idioma que inventó ella misma lah, que no tiene reglas lah, sino que es una mezcla de todos las otras lenguas que habla y que es tan parecido, pero a la vez tan distinto, al inglés que todos conocemos lah.

Singapur es adicta a la comida. Su cita ideal es en un hawker center (patio de comida) y su plato preferido es el arroz con pollo, que tan aburrido nos parece. Ama la noche, y quiere que todos la disfruten con ella, por eso organiza eventos y recitales gratis para que todos festejen hasta tarde. Es una mujer que no deja de brillar, e invita a que admiren su esplendor en el show diario de luces y sonidos. También logró ser la primer anfitriona de una carrera nocturna de Fórmula 1, evento que se repite cada año.

Singapur es una mujer adulta, pero no puede dejar atrás su niñez. Le encantan los parques temáticos para poder sumergirse en un mundo imaginario, por eso creó Sentosa, una isla tan artificial como todo lo que está en ella.

I love hawker food

En uno de los tantos patios de comida...

En uno de los tantos patios de comida…

Sentosa, Singapur

Sentosa Isla Artificial

Sentosa Universal Stuidios Singapur

Pero también es una mujer muy culta y eso se hace notar en sus excelentes museos, donde nos cuenta su pasado, presente y futuro de una manera muy entretenida y atrapante.

Singapur es una mujer que dio a luz muchas veces, llegando a estar entre los países con mayor densidad de población, junto con Mónaco y Macao, con quienes habla periódicamente pidiendo consejos de maternidad. Sus hijos tuvieron las clásicas peleas que todos los hermanos tienen, y tuvo que ponerse rígida en varias ocasiones para imponer disciplina.

Singapur es una mujer ambiciosa, que nunca se conforma con lo que tiene y siempre quiere más. Cuando consigue algo, ya está buscando otra cosa, y otra, y otra. Las tareas de relleno para ganar tierras ya son una constante para ella…

Singapur es una mujer a la que le gusta que la respeten, tanto que es conocida como “La ciudad de las multas”. Odia los chicles, y por eso está prohibida su venta en todos los negocios del país.

Es una mujer que se contradice constantemente. Quiere ser eco-friendly, dándose a conocer como una “Ciudad Verde”, pero su ambición la puede, y no deja de rellenar tierras con arena importada. Eso no sólo destruye el ecosistema marino de las costas de Singapur, sino que hace desaparecer islas de países vecinos que la proveen de arena.

Singapur no deja de brillar.

Singapur no deja de brillar.

Singapur nos regaló una de las lunas más lindas que hayamos visto jamás...

Singapur nos regaló una de las lunas más lindas que hayamos visto jamás…

Singapur está siempre a la moda...

Singapur está siempre a la moda…

Su parte "Eco-friendly": selva en medio de la ciudad.

Su parte “Eco-friendly”: selva en medio de la ciudad.

Singapur es una loca, una loca linda, pero a veces su locura la sobrepasa, y no sabe cómo seguir. No tiene lugar para guardar todas sus pertenencias, y ante la falta de espacio para edificar, buscó la manera de construir hasta 35 pisos bajo tierra.

Pero Singapur, como toda mujer perseguida por la fama y la fortuna, en algún momento explota, y  también tiene su lugar para esconderse de todos y limpiarse el maquillaje corrido por las lágrimas. Ese lugar es Pulau Ubin, el lado de esta mujer que no conoce de modas, ni de shoppings, ni de restaurantes. Eso sí, los fines de semana ni se acerca, ya que se llena con los Singapurenses en busca de lo mismo.

Es una mujer que tiene su carácter. Puede ser algo materialista, superficial, estricta, interesada y dominante, pero Singapur, como todas las mujeres, no fue creada para entenderla, sino para amarla.

No te pierdas el video que armamos después de 20 días de grabación para que la conozcas más en profundidad:

Pulau Ubin, donde Singapur no usa maquillaje.

Pulau Ubin, donde Singapur no usa maquillaje.

Leon en Singapur, Marina Bay

Atardecer en Singapur, Asia

¿Planeando un viaje al Sudeste asiático? No te pierdas todos los consejos mochileros haciendo click en Viajar al Sudeste asiático.

Marcando el Polo. Blog de viajes por Asia y Oceanía

No dejes que tu viaje sea solo un sueño...
Mock 1

Pasá de la ilusión a la acción con

Un viaje interior 

Todo lo que pasa antes, durante y después de un viaje largo

Toda la info en este link.

¿Te gustó lo que leíste?
¡Sumate a la Comunidad Marcopólica y recibí las novedades en tu mail! ¡Te esperamos!
 Email 

3 Respuestas a “Si Singapur fuese mujer…”

  1. Alicia dice:

    Muy lindo relato, me encantó el video y llamativo lo de las multas!!!

  2. Qué hermoso post!!

    Nunca leí una descripción mejor de esta bella tierra asiática!!

    Saludos viajeros 🙂

  3. America dice:

    Wow, que buena descripción 😀 de mis relatos favoritos <3

Deja un comentario