Lo que tenés que saber antes de contratar un seguro de viaje

Por Marcandoelpolo
En Ayuda al viajero
Sep 22nd, 2017
8 Comentarios
3505 Views

Nunca pensaste que planear un viaje podría ser tan complicado. Que las visas, la mochila, el pasaje de regreso, la temporada de lluvias, las vacunas… ¡y el seguro de viaje! ¿Marco Polo llevaba seguro? 

Sabemos que elegir una asistencia no es la parte más divertida del viaje, y menos aún cuando la cantidad de información que hay en internet te abruma y no sabés por dónde empezar.  Por eso -y para la tranquilidad de las madres- preparamos este posteo donde respondemos las preguntas que más recibimos sobre la asistencia al viajero. Vamos, que te simplificamos el proceso al máximo para que puedas pasar a la parte divertida. Seguro de viaje: ¿Sí o no?

¿Creés que la mejor opción es dejar el dolor de muelas en manos de Buddha? Mejor seguí leyendo…

¿Es necesario contratar un seguro de viaje?

Nos encantaría decirte que no, sobre todo cuando uno viaja con un presupuesto ajustado y la contratación del seguro equivale a varias semanas en ruta. Durante los siete años que estuvimos viajando tuvimos distintas experiencias: por momentos estuvimos cubiertos con seguros anuales de tres compañías distintas, y por otros, no. Por supuesto que las cosas más graves pasaron cuando no estábamos cubiertos, de más está decir, ya que es la ley de Murphy.

Acá no nos queremos poner en rol de madre sobreprotectora, pero habiendo estado de ambos lados, no recomendamos viajar sin asistencia al viajero, seguro de viaje, o como te guste llamarlo. Porque lo barato sale caro, porque ante cualquier eventualidad vas a tener que usar gran parte de tus ahorros -o todos, o salir a pedir prestado- y porque además ir cubierto te dará una paz mental para poder disfrutar al máximo tu viaje.

Dicho esto, para varios países -incluyendo Australia, Nueva Zelanda o la Unión Europea-, es obligatorio contar con seguro de viaje para poder entrar. 

Ahora bien… ¿Qué cubre un seguro de viaje?

Aunque muchos crean lo contrario, no es solo asistencia médica, por eso está mal llamarlo “seguro médico”. Es una asistencia al viajero en todos los aspectos que uno lo puede llegar a necesitar, siempre dependiendo del plan elegido. Algunas de las cosas que por lo general están incluidas son:

Asistencia médica (ante cualquier emergencia o inconveniente que el viaje puede traerte)
Localización de equipaje perdido (te ayudan a encontrarlo y te compensan si se pierde)
Repatriación sanitaria en caso de enfermedad o accidente (esperamos que nunca lo necesites, porque te mandan de vuelta a casa)
Medicamentos (los que el médico te recete para curarte en viaje)
Emergencia dental (tal como lo aclara, emergencia, no esperes hacerte un blanqueamiento pero si te duele la muela te atienden)
Traslado de familiar en caso de hospitalización (si viajás solo y te internan, le cubren el pasaje a algún familiar para que vaya a cuidarte)
Asistencia legal (si te acusan de tener la responsabilidad por causar un accidente de tránsito o similar, tenés a disposición a un abogado para asesorarte)

Esto es lo básico que generalmente cubren los seguros. Después hay varios ítems más que se van sumando dependiendo del plan que elijas, como cobertura en caso de robo o rotura de los gadgets que tanto querés, costo de otro pasaje en caso de que llegues tarde, asistencia por embarazo… pero depende de cada compañía/plan.

Cada una tiene sus detalles, por eso te recomendamos que leas todo con atención porque las sorpresas que estás buscando con el viaje son -definitivamente- de otro tipo.

Tu mamá tenía razón cuando te decía que viajar a las islas del Pacífico es peligroso…

¿Qué monto es suficiente?

Cuando empieces a buscar información, vas a ver que el precio del seguro va a variar de acuerdo al monto máximo que cubren. Cuanto menos cubran, más barato te va a salir (esto no hace falta aclararlo pero por las dudas). El monto que consideramos suficiente va a depender de la duración de tu viaje y del destino; no cuesta lo mismo internarte por apendicitis en Japón que en Tailandia.

Ya casi no quedan las empresas que ofrecían solo USD 15.000 de cobertura por un seguro anual, la mayoría empieza en unos USD 50.000, lo cual nos parece adecuado, pero eso vas a tener que evaluarlo vos ya que depende mucho del viaje de cada uno.

¿El dentista está cubierto?

Remarcamos sobre este tema porque es una de las preguntas que más nos hacen. Cuando estás en un viaje largo, es probable que te quieras hacer un chequeo con el dentista. O al menos eso es lo que nos pasó a nosotros durante estos años en ruta.

Hemos ido al dentista en Malasia y en Kirguistán para hacernos un control y una limpieza. En ambos casos lo pagamos de nuestro bolsillo aunque teníamos seguro, porque son controles de rutina que no están contemplados en la asistencia al viajero, ya que es solo para emergencias. 

En Italia me dolía mucho una muela y ahí sí tuve todo cubierto, desde la cita con el dentista, el arreglo y los medicamentos. Siempre leé la letra chica porque no suelen cubrir mucho en odontología (generalmente unos USD 200 o USD 300 anuales). Para que te des una idea, el arreglo de una caries en Japón costaba USD 100, y en Italia, 70 euros.

¿Qué pasa si viajo sin seguro y tengo una emergencia?

La pregunta del millón… del millón de dólares que vas a tener que pagar si te pasa algo. No, no te asustes que no es tan así, pero depende del país en el que estés. Si te sentís mal y no tenés seguro, buscá el hospital más cercano teniendo en cuenta que el público será siempre más barato que el privado, pero dependiendo del país en el que estés evaluarás a cuál querés/podés ir.

Yo tuve la suerte de tener una emergencia -cuando estaba sin seguro- en un país muy barato: Filipinas. Me entró una basurita en el ojo, me lastimó la córnea, y terminé tres días internada en un hospital en Luzón sin saber cuánto me costaría. Cuando me dieron el alta y llegó la hora de la verdad, me temblaba la mano al agarrar la factura. ¿Conclusión? USD 50 por todo (internación, asistencia y medicamentos). Ya te digo, tuve suerte, porque en otro país eso mismo hubiese tenido varios ceros más. Podés leer la experiencia completa en “Las terrazas de arroz que me costaron un ojo de la cara“. Esto igualmente me sirvió como aprendizaje para no querer volver a viajar sin seguro. 

En el hospital de Filipinas. Click en la foto para leer más sobre cómo pasé mi cumpleaños internada.

¿Me sirve para todo el mundo?

Sí y no, depende para qué lugares hayas contratado el seguro. Hay regionales, por país, continentes, o simplemente para el “resto del mundo”. Si vas a hacer un viaje largo y no sabés bien por qué países vas a estar, siempre es mejor seleccionar la mayor cantidad de posibles destinos para estar cubierto.

Sobre los deportes y actividades “riesgosas”

Si vas a hacer surf, escalada, buceo, paracaidismo en bicicleta voladora o cualquier otra actividad que salga de lo que es considerado “común”, leé bien todos los detalles de tu seguro. Hay varios que te van a cubrir -generalmente son un poquito más caros- y otros que te van a decir “Lo lamento, ¿quién te mandó a hacer surf a Bali?“. Le pasamos el teclado a Carolina, lectora marcopólica que nos compartió su experiencia:

Carolina dice: A los que contraten seguro y piensen hacer “fun sports” durante su viaje, es decir, no de forma profesional, asegúrense que les cubra eso. Me pasó en Centroamérica: me esguincé el tobillo haciendo surf y la asistencia no me lo cubrió. Lo mismo sucede si te pasa algo haciendo buceo, etc. Yo contraté la asistencia Latin Assistance “LA 50 Deportes” la ultima vez que viajé al Sudeste asiático. Tuve un corte en la espalda haciendo surf y me lo cubrió todo. Es un dato importante a tener en cuenta para quienes realizamos este tipo de viajes, ya que es donde más riesgo corrés de que te pase algo.

¿Hay seguros por un año?

Sí, hay seguros casi por el tiempo que quieras. Algunas compañías no ofrecen seguros por más de un año y otras, sí. Si vas a hacer un viaje largo, te recomendamos sacar seguro de máximo un año para luego ir renovándolo en caso de que decidas seguir en ruta. 

La herida que me dejó una sanguijuela no pasó a mayores, pero se podría haber infectado de no haberla cuidado.

¿Lo puedo sacar fuera de mi país?

Bendito el día en el que pudiste cambiar la frase “me queda mucho mes al final del sueldo” por “me queda mucho viaje al final del seguro”. Tus amigos quizás sigan pensando que te ganaste la lotería, o que estás haciendo alguna tramoya rara en algún país con nombre difícil -seguro que termina en stán-, pero vos bien sabés todo lo que te costó llegar a ese punto.

No nos vayamos de tema… sí, se puede sacar un seguro de viaje fuera de tu país. Quizás esto te desconcierte porque hay muchas compañías que no lo permiten, pero Latin Assistance, Iati Seguros (solo las opciones Estrella y Estrella Premium) y Assist Med, por ejemplo, te dan esa opción. Lo que hay que tener en cuenta es cuántos días de carencia tienen. No, no es que venimos con palabras raras para complicártela más, lo que quieren decir es cuántos días tenés que esperar desde que contratás el seguro hasta que lo podés usar. Esto es simplemente para evitar que viajes sin seguro y los llames cuando te estás muriendo del dolor de panza en medio de Tayikistán diciendo que querés contratar el mejor plan… ¡para ayer!

Por lo general, cuando lo sacás fuera de tu país de residencia hay que esperar 5 días hasta que se active, pero depende de las políticas de cada aseguradora.

(Si sabés de algún otro seguro que se pueda sacar fuera de tu país, compartilo en los comentarios así lo agregamos a este posteo y nos ayudamos entre todos).

¿Con cuánta anticipación tengo que sacarlo?

Si sabés la fecha de viaje y ya tenés los pasajes, te recomendamos que en cuanto consigas una buena oferta la saques así te asegurás un buen precio. No te preocupes: el tiempo de la asistencia no empieza el día que la sacás, sino el día que ponés que comienza tu viaje.

¿Cómo es eso de que a veces tengo que pagar por adelantado?

Si ya empezaste a buscar información sobre el tema y a leer la letra chica, seguramente pudiste observar que hay dos tipos de coberturas: las que cuando las llamás se encargan de gestionar tu consulta y te pasan la dirección de la clínica para que vayas, te atiendas, y chau pinela; y las que te dicen que te atiendas donde quieras, cubras el costo, guardes la factura y después se las mandes para que te hagan el reembolso.

Esto va a depender mucho de la parte del mundo donde te encuentres: si estás en una ciudad relativamente grande, lo más probable es que puedan realizar la gestión por teléfono y conseguirte todo. Si, en cambio, es un pueblo donde no hay mucha conexión a internet y los turnos se dan en persona, probablemente tengas que encargarte vos de conseguir alguien que te pueda atender. No dejes de sacarte todas las dudas con respecto a este tema antes de contratar tu seguro.

¿Me cubre enfermedades preexistentes?

Generalmente no. Como todo, depende del tipo de seguro que contrates y cuánto estés dispuesto a pagar por él, pero los más baratos raramente te cubran alguna enfermedad preexistente. En caso de que necesites estar cubierto por algún motivo, contactate directamente con las empresas (más abajo te recomendamos algunas) para ver qué te pueden ofrecer.

En algunos países, el mayor riesgo es la diarrea por la comida a la que no estás acostumbrado

¿Es verdad eso de que las tarjetas de crédito ofrecen seguro de viaje?

¡Sí! Y si no lo sabías, tenemos grandes noticias que te pueden hacer ahorrar bastante: Si tenés una tarjeta de crédito -puede ser una extensión de la de otro titular-, probablemente estés solo a un paso de tener tu seguro de viaje… GRATIS.

Sí, como leíste. Lo único malo es que por lo general cubren hasta 90 días de viaje, pero bueno, en caso de que sigas ruta luego de ese período, no dejes de aprovecharlo: unos días antes de que se cumpla ese plazo de tiempo, contratás alguno de los que mencionamos arriba que se pueden sacar fuera de tu país de origen y listo. O, si preferís salir de casa con todo gestionado, al contratar el seguro ponés la fecha en la que se te vence el que te da la tarjeta y así te ahorrás 90 días de asistencia. Todo suma.

Lo que no te podemos decir es qué seguro te van a dar ni por cuánto, pero para eso tenés que contactarte con la empresa proveedorade tu tarjeta de crédito y gestionar el seguro.

¿Qué tengo que mirar antes de comprar?

A grosso modo: 

♦ Que te cubra los destinos donde vas a viajar.
♦ Que te asesoren en tu idioma (o en uno que puedas comprender).
♦ Que te quede claro si pagan ellos o si tenés que adelantar el costo vos.
♦ Que te cubra todas las actividades que vas a realizar: buceo, rafting, surf, rodar por una colina adentro de un tacho, etc.
♦ Cuánto te cubren en cada caso.
♦ Qué vías de comunicación tienen en caso de que los necesites contactar.

¿Qué marca de seguro de viaje conviene contratar? Sobre empresas, promos y descuentos…

Como te adelantamos al principio, nuestra situación en cuanto al seguro de viaje fue variando según la época y el destino en el que estábamos. Hay cientos de empresas que brindan asistencia al viajero, así que sabemos lo difícil que es decidir, pero acá te recomendamos tres opciones, cada una con sus pro y sus contras.

♦ Latin Assistance

La tuvimos durante dos años de viaje y la tuvimos que usar en Japón, Italia y Armenia.

Lo mejor: Es de las empresas más económicas, así que si estás con un presupuesto mochilero, puede que sea lo que estás buscando. La opción de seguro de “Deportes” es ideal si pensás hacer surf, buceo, o esas cosas que se consideran “de aventura”.

Lo peor: Si no estás en una ciudad grande, vas a tener que cubrir los gastos del médico vos y después te mandan la plata por Western Union.

Cómo conseguir el mejor precio: Latin Assistance es la aseguradora de “Asegura tu viaje”, por eso -casi- siempre es el precio más económico que ellos ofrecen. En su página web (aseguratuviaje.com) podés cotizar según tu destino y duración del viaje y te aparecerán todas las opciones de distintas empresas; vendría a hacer como el skyscanner de los seguros. No dejes de mirar las promociones que aparecen a la derecha del cotizador porque muchas veces hay buenos descuentos.

Assist Med

Fue el primer seguro que sacamos cuando empezamos el viaje en Nueva Zelanda allá por el 2009. Lo tuvimos que usar en India.

Lo mejor: Los límites de cobertura suelen ser bastante altos teniendo en cuenta el precio.

Lo peor: Si no está en promo, generalmente la diferencia de precios no se justifica. Leé bien la letra chica para ver todo lo que tenés incluído y comparalo con otro un poco más económico antes de decidir.

Cómo conseguir el mejor precio: En aseguratuviaje.com suelen sacar promos. No dejes de mirar los carteles que figuran a la derecha del cotizador para ver las que estén vigentes ahora.

♦ Iati seguros

Todavía no lo usamos por el motivo que detallamos más abajo, pero decidimos agregarlo a la lista por todos los buenos comentarios que recibimos de otros viajeros.

Lo mejor: Tienen una relación precio-calidad excelente. Si bien es un poquito más caro que los anteriores, los servicios que te dan a cambio también son mayores y nunca te van a hacer pagar la consulta médico de tu bolsillo como puede pasar con otras empresas. Además está buenísimo que hayan agregado la opción Mochilero” y “Grandes viajeros, que puede que sea lo que estás buscando si llegaste a Marcando el polo para buscar info para preparar tu viaje largo.

Lo peor: Si tu viaje no termina o empieza en España, hay varios tipos de seguros que solo podrás contratar si tu viaje tiene hasta 120 días de duración. Caso contrario, las opciones Básico, Estándar, Estrella,  Premium y Familia no tienen ningún tipo de restricción.

Cómo conseguir el mejor precio: En la web de Iati seguros (iatiseguros.com) están todas las opciones detalladas y las promos vigentes. Además, a través de ese link tenés un 5% de descuento en todas las opciones de seguro de viaje. 

¿Preparado para el desastre?


¿Tenés alguna pregunta que no hayamos mencionado? ¿Querés comentarnos tu experiencia o recomendarnos alguna otra empresa? Dejalo en los comentarios así nos ayudamos entre todos.

¡Buenas rutas! 

No dejes que tu viaje sea solo un sueño...
Mock 1

Pasá de la ilusión a la acción con

Un viaje interior 

Todo lo que pasa antes, durante y después de un viaje largo

Toda la info en este link.

¿Te gustó lo que leíste?
¡Sumate a la Comunidad Marcopólica y recibí las novedades en tu mail! ¡Te esperamos!
 Email 

8 Respuestas a “Lo que tenés que saber antes de contratar un seguro de viaje”

  1. Ana Vela dice:

    Hola a todos!
    Gracias por el artículo, muy completo.Nosotros hemos tenido siempre buenas experiencias cuando hemos viajado y surgió algún percance. Gracias al seguro de viaje todo quedó solucionado, eso sí, por nuestra experiencia hay que tener cuidado con la compañía que contratas, seguro de viaje muy barato igual a pocas coberturas y mucha lentitud en la resolución de ellos. Un saludo desde Lanzarote!

  2. c. dice:

    Súper de acuerdo, pa nosotrxs también es mejor prevenir que lamentar… Ojo con la cobertura odontológica, que si bien tiene límites altos en algunas empresas, tienen un tope por “pieza dental”. El nuestro cubría 300 USD, pero el tope era 100 pa un arreglo puntual (que en Malasia no fue suficiente para mi muela dolorida). En un año y medio, usamos el seguro 5 veces, tres por cosas médicas y dos por documentación. ¿Será que la mala fortuna nos persigue a dónde vamos? 😮

    • Marcandoelpolo dice:

      Hola Constanza!
      Sí, gracias por aclararlo. En mi caso (Jota) me hice un arreglo de muela en Japón de USD 80, teniendo un límite por pieza de 100. De haber tenido límite más alto me hubiese hecho un arreglo más “lujoso” jaja.
      Al menos ustedes sí que le sacaron buen provecho al seguro jaja.

  3. Cecilia dice:

    Agregaria que no contraten por internet y a una agencia o a la empresa que mejor conozcan. En 2015 fui a hacer la Working Holliday de Nueva Zelanda y dos meses despues de llegada mi papá falleció en Argentina, obviamente volvi, pero la empresa April coris nunca me reembolso el pasaje de regreso ( motivo por el que inicie una demanda judicial). Incumplieron el contrato por completo y ademas la linea telefonica de Nueva Zelanda “no funcionaba” con lo cual tuve que llamar a Argentina para avisar que regresaba de Nueva Zelanda, la llamada, la pague yo tambien, gracias. La agencia que contrate era de Cordoba, y me dio la poliza al contratar, pero no se hicieron cargo de nada, inclusive cuando Coris argumento que no me dieron la poliza completa.

  4. Vale dice:

    Hola chicos! Excelente post, muy buena info. Tienen alguna info/opinión/sugerencia etc sobre el seguro de ‘World Nomads’?

Deja un comentario